Anita Matamoros no gana para disgustos. Además del distanciamiento con su padre, Kiko Matamoros, del que tanto se ha hablado en los últimos días, la joven también ha tenido que hacer frente a un revés de salud. La hija de Makoke confirmaba este pasado miércoles 5 de agosto que había tenido que ser operada de urgencia por una infección en una de las prótesis que se puso en el pecho hace dos meses. Sin embargo, este no es el único inconveniente que ha vivido, tal y como ha dejado claro en su perfil de Instagram.

Artículo relacionado

En plenas vacaciones, Anita Matamoros está viviendo en primera personas los inconvenientes del verano. Entre ellos, las molestas picaduras de los mosquitos. La hija de Kiko Matamoros ha compartido varias fotografías en la sección de ‘stories’ de su perfil de Instagram en el que ha enseñado cómo ha quedado su mano después de que estos molestos insectos se fijaran en ella durante la noche.

Anita Matamoros

“Tengo más picaduras en el cuerpo que mosquitos hay en España. Mirad como tengo la mano de hinchada. Lo de cada verano”, ha asegurado Anita Matamoros en un vídeo en el que se veía a la perfección que tenía la mano muy hinchada. Posteriormente, la joven ha compartido otra fotografía en la que se aprecia cómo ha aumentado esta parte de su cuerpo debido a las molestas picaduras. Eso sí, a pesar de este nuevo inconveniente, la hija de Makoke no está dispuesta a que nada ni nadie le amargue las vacaciones.

Artículo relacionado

Todo después de que tuviera que pasar por el quirófano de urgencia el día después de su cumpleaños debido a una infección en una de sus prótesis, aunque finalmente salió sin las dos. Una decisión con la que está encantada. “En principio iba a volver a ponerme las prótesis el mes que viene y ya, sinceramente, no sé si me apetece volver a meterme en quirófano, porque ahora las tengo tan ideales. Nunca las he tenido tan pequeñas y dudo hasta que se caigan”, aseguraba tras el tremendo susto.