Siempre a su lado y acompañándola. Sara Carbonero se encuentra en la Clínica Universitaria de Navarra tras haberse sometido a una operación de urgencia, tal y como adelantó Lecturas en exclusiva, y su círculo más cercano ha estado arropándola en todo momento. Su madre, su hermana Irene y, claro, Isabel Jiménez, no la han dejado sola. La presentadora de informativos, de hecho, era de las primeras en acudir al centro hospitalario con un enorme ramo de flores. Un gesto de cariño hacia su 'comadre', una de las personas más especiales de su vida. Este jueves, ya con algo más de calma después de haber pasado unos días, Sara recibía nuevas visitas desde primera hora de la mañana.

Artículo recomendado

Sara Carbonero, operada de urgencia

Sara Carbonero, operada de urgencia

Sara Carbonero se sometía a una intervención de urgencia tras haberse realizado una revisión. La presentadora ingresaba en la Clínica Universitaria de Navarra el pasado lunes tras haber pasado unos días en familia y volvía a ponerse en manos de los médicos. Un bache de salud al que se enfrentaba acompañada de su madre y su hermana Irene. Mientras tanto, Iker Casillas permanecía en Catar retransmitiendo el Mundial. Una decisión acordada para dar la mayor normalidad posible a la situación.

Madre Sara Carbonero

Goyi, madre de Sara Carbonero, llegando al hospital

Gtres

A primera hora de este jueves, era Goyi Arévalo, madre de la presentadora, la que se acercaba hasta el centro hospitalario en coche. Lógicamente preocupada por el estado de su hija, la madre de Sara ha estado muy pendiente de su hija. Es el gran apoyo de la presentadora, junto a su hermana Irene, y el refugio en los buenos momentos y también en los menos buenos. Con semblante serio, la madre de la periodista acudía al hospital tras haber realizado, seguramente, las primeras tareas del día.

Sara Carbonero, operada de urgencia

Desde que Sara Carbonero ingresase en el hospital para ponerse en manos de los médicos, su familia ha estado presente en todo momento. La relación de la presentadora con su hermana Irene es cercana y cómplice. Las hemos podido juntas en numerosas ocasiones y ahora, claro, no podía ser de otra forma. Ha sido ella, de hecho, la que se ha hecho cargo de los hijos de Sara durante este trance, tal y como ha podido conocer este medio.

Horas antes de su intervención, la presentadora se refugiaba en los suyos. Carbonero acudía junto a su hermana y su cuñado a un partido de fútbol del más pequeño de la casa. Tranquila aunque lógicamente afectada, la presentadora trataba de mantener la máxima naturalidad posible por el bien de todos. Es un trance complicado del que, seguro, saldrá reforzada y con más energía que nunca.