Nagore Robles está atravesando un momento complicado. Si hace unos días la presentadora confesaba haber tocado fondo, ahora ha compartido con todos sus seguidores de Instagram su preocupación tras recibir unas pruebas médicas con unos resultados poco favorables. Según ha explicado en una extensa publicación en la que deja claro la bonita conexión que le une a su padre, la también colaboradora recibió los resultados de una resonancia que no ha salido demasiado bien, ya que su rodilla “tiene una complicación” con la que no contaban.

Artículo relacionado

“Él estaba preocupado, llevaba días viéndome cojear mientras yo intentaba disimular el dolor al andar”, ha explicado sobre cómo la encontró su padre debido a la complicación que tiene en la rodilla. Es más, esa lesión ha llevado a la presentadora a dejar de lado una de sus grandes pasiones: el deporte.

“Yo me había levantado con menos paciencia de la habitual, estaba enfadada con el mundo, llevaba sin hacer ejercicio mes y medio, y para una deportista como yo, eso era una faena enorme. Parece que el destino me tenía preparado una parada, precisamente cuando más quería correr”, ha explicado en referencia al duro momento al que está haciendo frente.

Nagore ha explicado que para ella el deporte es una forma de evadirse, lo que hace que el parón le esté afectando todavía más. “Mi ritmo diario lleno de trabajo, llamadas, reuniones, mails, whatsapps, grabaciones, ediciones… hace que me ponga nerviosa con mucha facilidad, así que aprendí desde pequeña a evadirme y meditar haciendo ejercicio. Desconecto haciendo una horita de deporte, y os aseguro que nada me sienta igual de bien, o casi nada jajaja…”, ha asegurado.

Artículo relacionado

Eso sí, los días junto a su padre le han llevado a entender que él lo único que intenta es cuidarla, aunque lo haga a su manera: “Comprendí que mi padre me estaba queriendo y cuidando, a su manera, como él sabe, como ha aprendido. Estoy aprendiendo a comunicarme con él y sobre todo a aceptarle. No es fácil, os lo aseguro, pero estoy segura de que el intento merecerá la pena”.