La salud ha vuelto a jugar un mal momento a Sara Carbonero. La presentadora ha tenido que ser operada de urgencia, tal y como ha podido saber ‘Lecturas’, tras haberse sometido a una revisión. Arropada por su hermana Irene, por su madre y también por su íntima amiga Isabel Jiménez, que era una de las primeras en acudir hasta la Clínica Universitaria de Navarra, la periodista volvía a ponerse en manos de los médicos. Particularmente llamativa resultaba la ausencia de Nacho Taboada en los primeros días de ingreso en el centro hospitalario. El músico no acudía a visitarla aunque tampoco daba muestras de actividad a través de sus redes sociales. Finalmente, Taboada acudía este pasado jueves por la noche para reencontrarse con su novia.

Artículo recomendado

Sara Carbonero, operada de urgencia

Sara Carbonero, operada de urgencia

La marcha de Iker Casillas a Catar poco hacía presagiar lo que estaba ocurriendo en su vida real. El futbolista partía junto al equipo de RTVE para cubrir el Mundial de Fútbol mientras su expareja, Sara Carbonero, ingresaba en la Clínica Universitaria de Navarra para ser intervenida de nuevo. Así lo habían pactado, tal y como ha podido conocer este medio, para tratar de dar la mayor normalidad a la situación. Una decisión que, viendo el resto de implicados, podría haberse replicado en el caso de Nacho Taboada.

Pese al trance que ha vivido Sara Carbonero en los últimos días, su actual pareja no acudía en un primer momento hasta el centro hospitalario para visitarla. Allí sí podíamos ver tanto a la familia más cercana de la periodista como a Isabel Jiménez, amiga íntima y socia de la presentadora. La ausencia de Taboada era más que llamativa. No obstante, el músico tampoco compartía actividad alguna en sus redes sociales. Un silencio que podría tener mucho que ver con la situación que están viviendo.

Sara Carbonero llegando al concierto de su novio Nacho Taboada en Madrid

Sara Carbonero llegando a un concierto de su novio Nacho Taboada en Madrid.

Gtres

Una relación discreta

Desde que comenzaron su relación, Sara Carbonero y Nacho Taboada han intentando ser lo más discretos posibles. La pareja ha guardado celosamente su intimidad, tal vez conscientes de la enorme repercusión que genera cada uno de sus movimientos. Han sido contadas las ocasiones en los que hemos podido ver juntos a la pareja. Alguna escapada, alguna salida, instantes que han compartido y han guardado ya en el currículum de su historia.

A finales del mes pasado, la pareja viajaba a Copenhague para celebrar el cumpleaños del músico. Una romántica escapada que se unía a los rumores que apuntarían a que Sara y Nacho estarían ya pensando en vivir juntos aunque no en un plazo corto de tiempo. La realidad familiar de la periodista hace que todos los pasos deban darse con calma y tranquilidad. Ahora, con el reciente bache de salud que ha sufrido la presentadora, el camino coge una perspectiva distinta. Toca centrarse en la recuperación.