La presión ha podido con Nacho Palau después de que sus compañeros en Supervivientes 2022 escribiesen comentarios muy negativos sobre su personalidad durante la noche de San Juan que celebraron en Honduras. "Ansioso, gruñón, mezquino, su falsedad... Egoísta, mal compañero, mal superviviente, como se dirige a los compañeros y lo falso que es...", leía Nacho mientras todos lo miraban con cautela.

Artículo recomendado

Nacho Palau, a punto de tirar la toalla tras las durísimas críticas de sus compañeros de 'Supervivientes'

Nacho Palau, a punto de tirar la toalla tras las durísimas críticas de sus compañeros de 'Supervivientes'

"No me voy a quedar con ninguna de estas críticas. Seguramente es posible que haya dado esa imagen, me da pena que sea tan así. Es un concurso, un concurso extremo, aquí se pasa mucho. Hay unos que lo pasarán menos mal y otros más porque estamos más solos", decía mientras leía los comentarios. Minutos después se iba con Ana Luque a hablar en privado y estallaba: "No puedo más, es excesivo".

Nacho Palau se sinceraba como nunca con Ana Luque: "Es que es un machaque continuo. Todo lo que hago lo critican y eso tampoco es justo". Ana lo escuchaba, aunque le matizaba que los demás no lo hacían por hacerle daño, sino que pensaban que estaba siendo un mal compañero de concurso, pero nada que ver con su persona. "Acércate a nosotros, habla con nosotros", le decía Ana.

"Estamos en la recta final y te cansas. No sé si quiero seguir luchando, echo mucho de menos a mis hijos", decía Nacho tras leer lo que el resto de sus compañeros pensaba de él y se sinceraba por primera vez con Ana Luque sobre un posible abandono. Sin embargo, parece que la visita de su sobrino Yago le ha hecho recapacitar y afrontar con energía renovada la recta final del concurso. "Esto es durísimo, Además, no tengo a nadie en el que apoyarme y eso es duro", le confesaba Nacho Palau a su sobrino tras decirle este que debería cambiar su actitud.