La suya ha sido una relación que se ha quemado bajo el sol de Honduras a la velocidad de la luz. Mónica Hoyos e Isabel Pantoja han visto cómo su complicidad inicial se deterioraba en una rivalidad abierta. Después de la intensa aventura que ha vivido en 'Supervivientes 2019', la ex de Carlos Lozano rompe su silencio en su entrevista más reveladora para Lecturas. A Mónica no le tiembla el pulso a la hora de señalar los celos como la causa del fin de su amistad, y se postula como el azote de la tonadillera a su vuelta de los Cayos.

En sus intervenciones televisivas, la Hoyos y la Pantoja han hecho gala de su falta de sintonía. Una actitud que ya no ocultaron en los últimos días que compartieron en la isla. Desde entonces, se han dedicado toda clase de reproches y gestos cargados de indiferencia, de los que ha llamado la atención los que le ha dedicado la artista, con ademanes dramáticos de folclórica tan suyos.

Artículo relacionado

Mónica señala el momento en que todo se estropeó con Isabel. Más que el momento, la persona que ha creado la brecha entre ellas, que despertó los celos de la de 'Marinero de luces' hacia ella y que la ha llevado a continuar desacreditándola en España: Colate Vallejo-Nágera. "Quizás sea una cuestión de celos, que a ella le gustaba Colate, y cuando Colate empezó a tontear conmigo, me hizo la cruz", explica en exclusiva a nuestra revista.

Y es que fue una situación que no pasó desapercibida para la audiencia. Los primeros días de Isabel Pantoja en los Cayos estuvieron marcados, sin contar las monumentales broncas con Carlos Lozano, por un tonteo evidente con Colate. La tonadillera mostraba sin tapujos que tenía debilidad por el empresario.

Sin embargo, este rehusó a llevar el 'roneo' más lejos y protagonizó un acercamiento con Mónica Hoyos que, según colaboradora televisiva, le molestó tanto que lo sintió como una traición imperdonable. "Creo que puede ser ser uno de los motivos, que ella me viera rival", comenta dejando intuir que se habría sentido humillada ante este 'rechazo'.

Tal como lo ve la Hoyos, Isabel estaría buscando pagarle con la misma manera atacándola con el concurso ya finalizado, y no duda en afearle su actitud. "Pero qué triste, qué feo que quiera humillarme", declara finalmente.