La fiesta de cumpleaños de Gloria Camila tuvo algunas sonadas ausencias, como la de Rocío Flores, con la que Gloria Camila, a pesar de ser su tía, ha crecido como si fueran hermanas, y otras menos sonadas, como la de Michu, la pareja de José Fernando y madre de la única nieta de Ortega Cano, María del Rocío, que el próximo 4 de mayo cumplirá cinco añitos.

Artículo recomendado

Gloria Camila contó en su fiesta de cumpleaños con sus dos hermanos y su sobrinita María del Rocío

Gloria Camila contó en su fiesta de cumpleaños con sus dos hermanos y su sobrinita María del Rocío

Lo cierto es que la relación de Michu con la familia Ortega no es especialmente cordial, pero a María del Rocío la adoran. Su padre, José Fernando, procura pasar con la niña el mayor tiempo posible durante los permisos que le conceden en el centro en el que esta recluido para curarse de sus adicciones. A eso hay que sumarle que, el último viernes de 'Montealto', en el que Rocío Carrasco arremetió duramente contra Ortega Cano, Michu posteó: "Gracias a ella he confirmado y entendido muchas cosas", con lo que claramente se estaba posicionando junto a la hija de Rocío Jurado y en contra de Ortega Cano, algo que, seguramente, no le habrá gustado a Gloria Camila.

Con todo, Michu ha querido contestar a todos aquellos que han insinuado que no estaba invitada a la fiesta. "Hay gente que trabaja", escribió Michu en sus stories de Instagram.

Hace algunas semanas, Michu se reiteró en los planes de boda con José Fernando que ya había anunciado en Lecturas en 2017. Hace cinco años, Michu nos dijo: "Nos casamos cuando él salga del hospital". María del Rocío tenía entonces cinco meses, pero la situación entre ella y José Fernando era bastante inusual, pues pesaba una orden de alejamiento del hijo de Ortega Cano con la madre de su hija. Cuando el pasado mes de noviembre Michu volvió a insistir en sus planes de casarse con José Fernando, Ana María Aldón lo desmintió de forma tajante en 'Viva la vida. Y, no solo eso, Aldón también anunció que José Fernando y Michu habían roto.