El testimonio de Rocío Carrasco está abriéndole los ojos a muchas personas, incluso a algunas cuya vida no está tan lejana a la de la propia Rocío Carrasco. Es el caso de Michu, la eterna novia de José Fernando, hermano de Rocío Carrasco y Gloria Camila. Michu es, además, la madre de uno de los tres nietos de Rocío Jurado, una niña llamada María del Rocío que es, por tanto, sobrina de Rocío Carrasco.

Artículo recomendado

Rocío Carrasco, sin piedad, sentencia a Ortega Cano con dos zascas demoledores que traerán cola

Rocío Carrasco, sin piedad, sentencia a Ortega Cano con dos zascas demoledores que traerán cola

Michu ha seguido con mucho interés los programas especiales que ha protagonizado Rocío Carrasco y sus palabras sobre la familia Ortega Cano la han impactado. Tanto es así, que Michu compartió unos stories con las imágenes del documental y un mensaje muy contundente: "Gracias a ella he confirmado y entendido muchas cosas", escribió Michu.

Michu

Michu, la eterna novia de José Fernando, no se perdió el especial 'Licencia para hablar' de Rocío Carrasco.

Instagram @mixu.rg

Las palabras de Rocío Carrasco y su dureza contra el que fue marido de su madre, José Ortega Cano, han sido como un rayo de luz para Michu, a quien la familia de José Fernando no puede ver ni en pintura.

Michu, como es sabido, es persona non grata en casa de José Ortega Cano y de Ana María Aldón, pues, presuntamente, la culparían a ella de la mala vida que llevaba José Fernando. Hace algunas semanas, Michu anunció a bombo y plantillo que ella y José Fernando iban a casarse, una noticia a la que a Ana María Aldón le faltó tiempo para desmentirla en 'Viva la vida'.

La única persona de la familia Ortega que sí tiene relación con Michu, aparte de José Fernando –cuando este tiene permisos del centro en el que trata de curarse de sus adicciones–, es Gloria Camila, que bebe los vientos por su sobrina María del Rocío. Claro que una cosa es querer a una niña que no tiene la culpa de las disputas de los mayores y otra muy distinta, eso deben pensar ellos, aceptar en la familia a una persona a la que, supuestamente, consideran tóxica y nada beneficiosa para la recuperación de José Fernando.