Meghan Markle y el príncipe Harry han dado un paso al frente esta última semana. Ante el regreso de Isabel II, quien volverá a reaparecer en un acto público el próximo domingo tras dos semanas de reposo por recomendación médica, los duques de Sussex han redoblado sus apariciones. El nieto de Isabel II y la exactriz empezaron la semana protagonizando sendos actos por separado, para unirse el miércoles y volver juntos a una alfombra roja. Sin embargo, sus apariciones no han quedado ahí.

Artículo recomendado

Meghan Markle dedica unas bonitas palabras al príncipe Harry y reta a la casa real británica

Meghan Markle dedica unas bonitas palabras al príncipe Harry y reta a la casa real británica

Tras su triunfo en la gala ‘Salute to Freedon’, Meghan Markle y el príncipe Harry han continuado honrando a los militares en vísperas del Domingo del Recuerdo, una cita que se celebrará este próximo domingo en Reino Unido para rendir homenaje a los miles de fallecidos en las guerras mundiales y otros conflictos y que va a suponer el regreso de Isabel II a la vida pública.

Meghan Markle Harry

Meghan Markle y el príncipe Harry visitan por sorpresa una base militar

Lee Morgan/ Archewell

En concreto, Meghan Markle y el príncipe Harry han visitado por sorpresa una base militar en Nueva Jersey, en donde han podido hablar con los solados y sus parejas sobre la salud mental, tal y como han compartido en la página web de Archewell, la fundación sin ánimo de lucro que crearon tras el nacimiento de su hijo Archie Harrison.

Según ha publicado la revista ‘Hello!’, en este encuentro Meghan Markle y el príncipe Harry “se han comprometido a recordar, reflexionar y honrar a los miembros del servicio, los veteranos y las familias militares de todo el mundo”. Para ello, los duques de Sussex se han desplazado a una base que alberga a más de 46.000 efectivos y sus familias.

Artículo recomendado

Meghan Markle, espectacular de rojo, presume de imponente escote sobre la alfombra roja de Nueva York

Meghan Markle, espectacular de rojo, presume de imponente escote sobre la alfombra roja de Nueva York

Una vista para la que Meghan Markle optó por un vestido negro cruzado de la marca Giorgio Armani y unos zapatos de tacón de la misma firma, mientras que el príncipe Harry lució un traje de chaqueta gris con una camisa blanca.