Meghan Markle y el príncipe Harry están viviendo una etapa de lo más ilusionaste, ya que la duquesa de Sussex está embarazada de su segundo hijo en común, una niña, tal y como confirmaron Durante su polémica entrevista con Oprah Winfrey. Aunque todavía quedan unos cuantos meses para que los orgullosos papás reciban al bebé, lo cierto es que ya están pensando en cómo será su llegada al mundo.

Artículo relacionado

Según ha asegurado una fuente cercana a la pareja en Page Six, Meghan Markle estaría pensando en dar a luz en su mansión de Montecito. Una intención que no es nueva, ya que la duquesa de Sussex ya intentó que el pequeño Archie llegara a luz en el palacio de Frogmore Cottage, algo que los médicos le desaconsejaron debido a que la fecha programada se retraso una semana.

“Meghan ya planeaba dar a luz en Frogmore Cottage cuando estaba embarazada de Archie, pero al final sus médicos le recomendaron que acudiera al hospital privado de Portland en Londres para dar a luz”, ha asegurado la fuente. Es más, durante el embarazo de Archie se llegó a publicar que los duques habían aprendido técnicas de hipnosis para el parto y que Meghan quería dar a luz con un médico liderado por una mujer.

Lejos de los regios muros de palacio, la pareja será ahora libre de decidir lo que ellos realmente quieran. De recibir a la niña en casa, la pareja evitaría que se filtrara la noticia antes de que ellos la anunciaran. “No está claro, ahora que Meghan y Harry son ciudadanos privados, si anunciarán el nacimiento o cómo será. Esta vez no tienen que adherirse al protocolo real”, afirma una fuente real a la mencionada publicación.

Artículo relacionado

Meghan Markle y el príncipe Harry ya rompieron unas cuantas tradiciones reales cuando nació su hijo Archie. Los duques de Sussex se ahorraron el posado con su hijo en brazos a la salida del hospital, pero sí que se prestaron a protagonizar una sesión fotográfica en palacio días después