María Teresa Campos ha comenzado el año de la peor de las maneras. Bigote Arrocet rompía con ella a finales de 2019. Desde entonces, su círculo íntimo, encabezado por Terelu y Carmen Borrego, se ha blindado para arroparla en el duelo que ya está afrontando. Incluso Belén Rodríguez no le ha fallado y ha corrido a su lado. Días después de que se hiciera público este duro varapalo, la presentadora se ha dejado ver.

“Yo, María Teresa Campos, quiero comunicar algo relativo a mi vida personal. A lo largo de estos años se ha especulado con crisis y rupturas que eran infundadas, por eso quiero ser yo misma la que diga que las relaciones duran más o menos en el tiempo, a veces toda la vida o, como en mi caso, casi seis años. Quiero manifestar que nuestra relación se ha roto recientemente”, anunciaba la periodista. Y, desde entonces, había abandonado la vida pública.

Artículo relacionado

Mientras que Edmundo Arrocet ha decidido refugiarse en Londres en estos duros momento, María Teresa Campos va recuperando poco a poco su vida en Madrid. La presentadora ha abandonado su encierro ‘forzoso’ que ha asumido para vivir con tranquilidad y serenidad este mazazo con el que despedía el año 2019. La vida continúa y la veterana presentadora hace frente a sus citas ineludibles.

María Teresa Campos acudió el pasado lunes 7 de enero a la clínica La Luz de Madrid. Unas visitas que se han convertido en una rutina para la periodista desde que sufrió un ictus. La periodista ha acudido acompañada y se ha bajado a las puertas del centro médico. A su salida, en cambio, ha optado por bajar al parking del lugar, puede que para evitar a todos los curiosos. ¡Dale al play para ver cómo ha sido su primera salida!