La frase "Por las tardes veo 'Puente Viejo' y 'Ahora Caigo" se convertía el historia de televisión desde el mismo momento en que María Teresa Campos la pronunciaba en 'Aquellos maravillosos años', nuevo programa de Toñi Moreno en Telemadrid. La comentadísima entrevista que concedió la matriarca de las Campos puso de manifiesto el divorcio que existe entre la mediática familia y su 'casa' hasta esta primavera. Concretamente, para 'Sálvame' fueron este y otros 'dardos' en esta significativa aparición televisiva donde Teresa tomaba la palabra y ponía los puntos sobre las 'íes' hacia quienes han vertido duras críticas hacia ella y sus hijas, Terelu Campos y Carmen Borrego.

Artículo relacionado

Una semana después de elegir a Toñi Moreno para su vuelta a la televisión, la veterana presentadora reaparecía feliz en su rutinaria visita al fisioterapeuta. Relajada y con una enorme sonrisa dibujada en su rostro, María Teresa, acompañada de su chófer, acudía a la Clínica de La Luz de Madrid, su centro médico de confianza y donde le practicaron una operación de urgencia en 2018 tras sufrir una oclusión intestinal.

Para esta cita en el hospital, la matriarca de las Campos ha elegido un colorido 'look' en el que ha apostado todo por el rosa chicle. De la cabeza a los pies, María Teresa se ha vestido de rosa, incluido su bolso de mano. La nota clásica la ha introducido con una bonita chaqueta de punto blanca, con los bordes del cuello y las mangas en negro.

El gesto de la madre de Terelu parecía reflejar su satisfacción al poder contar con un altavoz para hacer frente a las críticas que este verano han recibido ella y sus hijas. Desde su relación de pareja con Edmundo, a su situación profesional desde que, en marzo, se le acabara el contrato con Mediaset, o todo lo concerniente a la carrera y la vida personal de sus hijas. María Teresa nodejó nada en el tintero, evidenciando la buena sintonía que existe ahora con Toñi Moreno y que solo ha sido cuestión de tiempo que se despejaran todas las dudas sobre las circunstancias supuestamente adversas que atravesaba el mediático clan.

María Teresa Campos 03
Gtres