A María Teresa Campos le sale la vena leona cuando alguien toca a los suyos. Y por tocar, entiéndase, la moral. La presentadora se enfadó mucho con Jorge Javier Vázquez por el modo en el que este regañó a Bigote Arrocet, su pareja. Pero el conductor de ‘Supervivientes’ estaba en todo su derecho, pues la actitud del humorista había sido pésima. Y todo por un simple zumo de naranja.

Artículo relacionado

“Si te parece fletamos para ti un avión desde Valencia cargado de naranjas”, le decía Jorge a Edmundo el pasado jueves. Arrocet, entre otras cosas, se había enfadado con la dirección del reality porque el desayuno que había ganado como premio de recompensa no tenía zumo de naranja NATURAL. ¿Edmundo piensa que está en el Ritz o en ‘Supervivientes’? Solo preguntamos por si se le ha olvidado. El cómico decía que ese brebaje por no ser no era ni zumo de bote, agua coloreada no más. Jorge le hizo entender que es la misma bebida que toma todo el equipo del programa desplazado a Honduras y que ninguno se quejaba. Pues él sí, que Edmundo estará pasando mucha hambre pero tiene un paladar muy sensible con los jugos de frutas.

Vázquez le recriminó su actitud, la poca delicadeza que mostraba con sus compañeros cuando pronunciaba esas palabras, y le recomendaba que hay momentos de la vida en los que uno tiene que saber hacerse un bocadillo con su orgullo y tragárselo.

Toda esta retahíla, que no eran más que verdades dichas por el bien del concursante, a María Teresa le cayeron como un jarro de agua fría. Recordemos que la malagueña se recupera de un ictus, y aunque ella ha dicho que prefiere no ver ‘SV’ de esta regañina sí se enteró y acabó enfadada con JJ, pues piensa que con este rapapolvos están humillando a su Edmundo. Así se lo contó Carmen Borrego al presentador, que recibió la noticia sin sorpresa, “me lo imaginaba”. Y, ya puesto a sincerarse, el catalán apostilló, “por eso no la he llamado esta semana, porque pensé ‘¡la que me va a caer!’”.