Ha sido, sin duda, la gran polémica de los últimos días. El cantante C Tangana se convertía en el tema de conversación tras la publicación de una fotografía en un yate rodeado de mujeres en bikini. Una imagen que nos retrotrae a otros tiempos, a unos que, sin duda, hemos superado ya y que casa muy poco con las intenciones lanzadas al viento por el intérprete de ahondar un poco más en el feminismo y su aprendizaje. Rápidamente, eran muchísimas las voces que afeaban el gesto -con toda razón- aunque seguro que pocos habrían imaginado que entre ellas se iba a encontrar la de María Pombo. La influencer, poco dada a posicionarse en según qué temas, no dudaba en compartir una opinión que ha recibido numerosos aplausos.

Artículo relacionado

“Hay muchas cosas que pienso sobre esta foto”. María Pombo respondía a varias preguntas de sus seguidores y una hacía hincapié en la imagen compartida por el cantante C Tangana en un yate este pasado fin de semana. “Quitando lo mucho que me gusta él, lo diferente que me parece y la frescura que aporta a la industria musical, creo que con esto, concretamente, ha caído en un 'básico' como muchos otros artistas de reggaeton”, escribía la influencer en su cuenta de instagram.

Maria Pombo

María Pombo opina sobre la polémica del yate de C Tangana

Instagram @mariapombo

“Un hombre en un yate y muchas mujeres a su alrededor como sinónimo de éxito. Esta foto, a mí personalmente, me da pereza”. Consciente no solo de que su opinión siempre genera interés, sino de que no serían pocos los que buscarían que lo hiciese en sentido totalmente opuesto. “No sé qué hubiera pasado si hubiera sido yo una de esas chicas”, reflexionaba en uno de sus stories. “Creo que mucha gente que está ahí tiene un discurso en redes muy diferente a lo que transmite esta foto”.

Y no contenta con esto, Pombo cerraba la polémica con una tajante respuesta a los que insinuaban que era todo envidia por no haber sido elegida para la foto. “Prefiero el yate”. Está claro que los prejuicios están para esto, para romperlos, y María Pombo lo ha conseguido.