Ha sido una de las voces más críticas con Rocío Carrasco. María Patiño reconocía este pasado viernes que había momentos en los que tenía que apagar la televisión al pensar que Carlota Corredera se dirigía a ella cuando hablaba de los negacionistas. “Yo no sabía muchas cosas”, explicaba la presentadora de ‘Socialité’ en un acto de contrición acerca de su actitud tanto con Rocío Carrasco, como con el documental, como con Carlota Corredera. Patiño ha cambiado y ha querido explicar en primera persona qué ha hecho que su concepción dé un giro radical.

Artículo relacionado

“He tenido que reflexionar mucho sobre esto, probablemente se considere oportunista mi argumento. Para mí es necesario, necesito sacarlo fuera”. María Patiño aprovechaba la visita de Carlota Corredera a ‘Viernes Deluxe’ para hacer un alegato que consideraba que le debía a su amiga y compañera. La presentadora de ‘Socialité’ ha sido muy crítica con el testimonio de la hija de Rocío Jurado y ahora ha visto que se ha equivocado.

Yo me he visto desprovista de herramientas. Creía que el hecho de haber entrevistado a mujeres maltratadas tenía un relativo conocimiento de lo que era la violencia de género. Creía que bastaba con escuchar y que mis experiencias profesionales y que servían para dictaminar lo que yo pensaba”, explicaba la presentadora. “He puesto delante mi ego. Me ha llevado a pasar noches en vela y a no sentirme bien conmigo misma”.

Carlota Corredera

Carlota Corredera en 'Viernes Deluxe' hablando acerca del final de Rocío Carrasco

Telecinco

Patiño entonaba el mea culpa con Carlota Corredera y le dedicaba unas emotivas palabras. “Hemos vivido un distanciamiento, no nos mirábamos a los ojos, parecíamos unas desconocidas. Y todo eso cuando hay algo que nos une, que es el no a la violencia”. La presentadora de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’ se emocionaba ante la explicación de su compañera de plató. “Te agradezco mucho lo que acabas de hacer porque para mí por encima del programa está mi familia”, afirmaba intentando contener las lágrimas. “Me alegro porque te he echado de menos. Me alegro de que vuelvas y de que vuelva yo también”.