María José Campanario ha vuelto a ser noticia debido a un nuevo ingreso hospitalario. La mujer de Jesulín de Ubrique, tras unos meses en los que parecía que se encontraba más tranquila de salud, regresaba al hospital debido, al parecer, a otra crisis ocasionada por la fibromialgia. Con tan mala suerte, que coincidía con el aniversario de su relación con el torero. Ha sido en este clima en el que ha trascendido una noticia impactante: Campanario ha perdido el último apoyo que le quedaba en ‘Sálvame’.

Artículo relacionado

La mujer de Jesulín de Ubrique no es que cuenta con muchas personas dispuestas a dar la cara por ella de forma pública. La odontóloga ha ido limando su entorno hasta poder contar con los dedos de una mano aquellos que siempre han estado a su lado, en las épocas buenas y en las malas. Lo que nadie esperaba era que, en este selecto grupo, iba a causar baja una persona que, hasta ahora, había sido de su confianza.

Jesús Manuel, otrora defensor de Campanario hasta la médula, ha visto como la mujer de Jesulín le ha instalado un cordón sanitario. Odontóloga y periodista ya no tienen relación. “No somos amigos”, aseguraba el colaborador. “El 19 de febrero María José me bloqueó porque en este programa se hablaba de que Jesús podría haber tenido algo en su día con María Patiño. A partir de una información que yo di en un programa de tv me bloqueó”.

La odontóloga habría cortado el único hilo que la unía a ‘Sálvame’. “Los enemigos de Campanario no somos la prensa ni Sálvame, es la familia de su marido”, zanjaba Jesús Manuel a modo de despedida. El hilo directo que tenía con Ambiciones el colaborador está cortado y parece que podría ser para siempre.