A María José Campanario le está sentando muy bien el cambio de aires y de vida que ha hecho en los últimos meses. La odontóloga vive a caballo entre Cádiz, donde está fijada la casa conyugal donde vive con su marido Jesulín de Ubrique y sus hijos, la Costa Brava catalana. María José puso rumbo a Lloret de Mar después de su último ingreso hospitalario a consecuencia de los dolorosos síntomas que le produce la fibromialgia que padece.

Las cámaras de 'Viva la vida' han captado su día a día en Lloret de Mar y lo que más ha llamado la atención ha sido la estupenda apariencia de la que presume, más feliz que nunca. Porque María José hacía tiempo que no se dejaba ver sonriendo de esa manera tan orgullosa y sincera. Atrás ha quedado el peor episodio de su vida a causa de su bache de salud, y se aferra a los cambios positivos que ha experimentado su vida. Y es que el Mediterráneo parece que ejerce de bálsamo para el alma de la Campanario, irradiando plenitud por todos los poros.

Artículo relacionado

María José no se ha bajado del rubio y sigue luciendo una melena abundante (pero más clara) que favorece y resalta el bonito tono bronceado que ha tomado su piel. La esposa de Jesús Janeiro sigue trabajando y fomándose en Lloret de Mar, aunque comparte piso con un amigo en la localidad colindante de Calella.

Su buen estado de ánimo salta a la vista cuando, al ser preguntada por la reportera del programa de Emma García, hasta bromea: "¿Que cómo estoy? ¿No me ves? Pues estoy de grana y oro". La Campanario reconocía ante el micro sentirse ya "muy bien" tras el ingreso.

Muy amable y de buen humor, también salía al paso de la cuestión sobre la crisis con el extorero defendiendo a capa y espada su matrimonio. "Tenemos la costumbre de cogernos de la mano. Llevamos 18 años en crisis, no sé si lo habéis repasado, pero no me importa lo que digan", afirmaba con ironía y con un tono de voz seguro.

Asimismo, señalaba que viva entre Cádiz y la Costa Brava no tiene que ver con ninguna crisis con su marido, sino que responde a motivos meramente profesionales. "¿Cuánta gente en este país se va fuera a trabajar? Yo no lo entiendo, pero lo llevo muy bien", declaraba antes de entrar en el portal de su casa.

María José Campanario en Viva la vida