El pasado 9 de agosto se cumplía el primer aniversario de la muerte de Humberto Janeiro, una fecha muy dolorosa para todos los que le querían, sobretodo para sus cuatro hijos quienes le echan de menos a diario. Después de semanas de silencio en las que Carmen Janeiro se ha convertido en la gran protagonista debido a su reciente ruptura con Luis Masaveu, ha sido este martes cuando el clan Janeiro (casi) al completo se ha dejado ver en la Parroquia de Santa María de Guadalupe (Cádiz) para rendir un sentido homenaje al patriarca.

Artículo relacionado

Jesulín, Humberto, Carmen y Víctor no han querido faltar a la emotiva misa funeral que se ha organizado en memoria de su padre, Humberto Janeiro. A diferencia de Humberto, que si fue acompañado de sus hijos y su mujer, el resto de sus hermanos ha preferido ir en solitario. A su salida del templo, los hijos de Carmen Bazán han demostrado que están tan unidos como siempre.

Esta cita tan señalada ha estado protagonizada por las grandes ausencias. A la falta de María José Campanario, cuyo paradero se desconoce, y los hijos de Jesulín de Ubrique habría que sumar la ausencia de Beatriz Trapote y sus tres retoños, más llamativo aún cuando se encontraban a escasos kilómetros de la iglesia donde han querido recordar a su progenitor. Quizás, el objetivo era pasar desapercibidos de cara a los medios de comunicación, algo que ni por esas han conseguido.

No te pierdas todas las imágenes de este esperado reencuentro familiar