Después de una década de amor, Carmen Janeiro había decidido dejarlo todo atrás y no dudó en trasladarse a vivir a Portugal para seguir los pasos de su chico. Lamentablemente, la hermana de Jesulín de Ubrique no se amoldó a esta vida en el país vecino lejos de sus familiares y amigos justo en el momento que su madre, Carmen Bazán, sufrió un serio bache de salud. Al parecer, fue eso lo que desencadenó un desgaste en la relación y la separación entre ellos. Pero, ¿cuáles son los planes más inmediatos de 'la jesulina'?

Artículo relacionado

Tal y como ha podido saber Jaleos, Carmen Janeiro habría retomado su vida en Marbella, ciudad en la que residió antes de mudarse a Portugal y donde tiene una vida más que hecha. Allí, ha reanudado sus clases de yoga y algunos de los negocios que dejó aparcados cuando marchó, pero tiene una única prioridad y es pasar el máximo tiempo posible con su madre. Según cuenta dicha publicación, la hermana de Jesulín de Ubrique lo estaría pasando realmente mal con la ruptura ya que el amor entre ellos sigue intacto y mantienen contacto casi diario. De hecho, fuentes cercanas a la pareja afirman que no sería de extrañar que se dieran una segunda oportunidad.

Lejos de la vida pública desde hace una década

La popularidad de su hermano, Jesulín de Ubrique, la catapultó a la fama con apenas 20 años ganándose el cariño del público gracias a su amabilidad y carácter afable. Carmen Janeiro hizo sus pinitos en el mundo de la moda y colaboradora de televisión, sin embargo, decidió que su felicidad estaba lejos de los focos y de la noche a la mañana desapareció como si se le hubiera tragado la tierra para centrarse en su faceta como empresaria y profesora de yoga, lo que realmente le apasiona.