Han sido unos días tan intensos, que parece que hayan pasado décadas, pero solo hace una semana que la muerte de Verónica Forqué convertía el mundo en un lugar más triste y hostil. La actriz era hallada muerta en su domicilio de Madrid a los 66 años, una pérdida que ha causado una auténtica conmoción y que ha derivado en imágenes de dolor insondable, pero también en expresiones emocionantes de amor y admiración. Y es que sus multitudinarias despedidas han puesto de manifiesto lo querida que ha sido y lo mucho que se la echará de menos.

Artículo recomendado

El patrimonio que Verónica Forqué habría dejado a su hija María

El patrimonio que Verónica Forqué habría dejado a su hija María

Tras su muerte, todos los ojos se han centrado en su única hija, María Iborra Forqué, a la que estaba muy unida. La joven artista tenía en la actriz no solo a una madre, sino también a una amiga, una confidente, un apoyo incondicional y un verdadero referente.

Una semana después de la pérdida de su madre, María Iborra ha hablado por primera vez en televisión al atender por teléfono al equipo de 'Sálvame'. Su precioso mensaje ha conmovido a todos. No le sobraba ni una coma y con él aporta un poco más detalles de su relación de madre e hija, y de la filosofía de vida de Verónica Forqué.

Artículo recomendado

María Forqué, destrozada, se despide en redes de su madre, Verónica Forqué

María Forqué, destrozada, se despide en redes de su madre, Verónica Forqué

"Yo pienso, mi madre me enseñó, que la muerte en realidad no existe, es solo una fase más", contaba María al otro lado del teléfono. "Ahora mismo mi madre, cuida de mí y de todos los que la queremos y está de otra manera”, explicaba con la misma serenidad que ha exhibido en estos duros momentos.

María Forqué no ha querido despedirse sin agradecer todo "el apoyo y el amor" que le ha llegado estos días de todas aquellas personas que querían y admiraban a su madre.