A lo largo de estos meses tan difíciles para Rocío Flores, su novio, Manuel Bedmar, se ha convertido en su apoyo incondicional, la persona que sin juzgarla no se ha separado de ella ni un instante, todo lo contrario. Está a punto de cumplirse un año desde que decidiera iniciar la convivencia juntos y su relación no puede ir mejor. De hecho, es tal su unión que el andaluz no dudaba en tatuarse el nombre de su chica. Sin embargo, el día en que la hija de Rocío Carrasco se enfrentaba a una noche complicada en televisión por el revuelo causado por el fichaje de su madre por 'Sálvame' y la última traición de Olga Moreno en 'Supervivientes', el joven ha decidido "darle la espalda".

Manuel Bedmar cambiaba de canal y disfrutaba del partido de semifinales de la Eurocopa que enfrentaba a Dinamarca e Inglaterra y que terminó con la victoria del equipo inglés en la prórroga. Con cachimba en mano y a juzgar por sus publicaciones en redes sociales, el malagueño estaba de todo menos preocupado por cómo le estaba yendo a Rocío Flores en el plató de 'Tierra de Nadie'.

Artículo relacionado

Manuel Bedmar

Manuel Bedmar prefiere el fútbol 

Instagram @manuelbedmar14

Manuel siempre ha preferido mantenerse al margen de las polémicas familiares pero con algunas de sus publicaciones en Instagram ha dejado muy claro de qué lado está. Durante la emisión de 'Rocío: contar la verdad para seguir viva', no dudó en referirse a Olga Moreno como su suegra, toda una declaración de intenciones contra Rocío Carrasco.

Artículo relacionado

Con el fin de 'Supervivientes' la calma llegará al hogar de los Flores o no. Sea como fuere, lo que Olga Moreno ha implorado desde Honduras es que todos puedan irse de vacaciones juntos a uno de sus rincones favoritos en El Palmar (Cádiz). ¿Se hará realidad? Todo parece indicar que si...