Manolo Escobar moría en octubre de 2013 a los 82 años a consecuencia del cáncer. Hasta ese momento, la vida del artista había sido modélica siempre rodeado de su mujer y su hija. Al lado de Anna Marx pasó más de 50 años de su vida y juntos adoptaron a su única hija, Vanessa. Sin embargo, fue tras la muerte del popular cantante cuando salió a la luz una inesperada polémica que ponía sobre la mesa la posibilidad de que Manolo hubiera tenido otra hija fuera del matrimonio.

Artículo relacionado

María Eva García Figueras, de 59 años, salía a la luz en 2017 y afirmaba ser hija ilegítima del intérprete de 'Mi carro' ante un juez. Tal era la consistencia de su información que puso una demanda de paternidad. Según esta asturiana, su madre tuvo un noviazgo con el popular cantante y ella, de niña, pasó largas temporadas en la casa que el cantante tenía en Benidorm. Pero no se quedó ahí, además de su testimonio aportó cartas y fotografías.

Manolo Escobar
GTRES

Entre esas pruebas había una carta escrita por su madre en la que confirmaba dicha paternidad: "Yo, con la cabeza lúcida, afirmo y juro que antes de mi matrimonio hubo una relación de novios con Manuel García Escobar. Después mi hija María Eva nació por esa relación anterior. Mi hija María Eva García Figueras es hija natural, de sangre, de Manuel García Escobar, el conocido Manolo Escobar. Lo firmo y juro".

En diciembre de 2019 se hacía público que finalmente María Eva no mostraba ningún parentesco con el cantante y por tanto no era hija biológica del artista. Fueron dos hermanos de Manolo quiénes tuvieron que hacerse pruebas de ADN que finalmente resultaron negativas. Esta decisión judicial fue muy aplaudida por toda la familia que nunca creyeron la versión de Eva.