El estreno de ‘La isla de las tentaciones’, donde cinco parejas ponen a prueba su amor y su confianza conviviendo con un grupo de solteros y solteras dispuestos a enamorarse, no ha dejado indiferentes a los espectadores. Tampoco a los colaboradores de ‘Sálvame’, que a raíz de comentar la primera entrega del programa han abordado el tema de las relaciones de parejas, contexto en el que Lydia Lozano ha hecho una revelación que ha sorprendido a sus compañeros.

Artículo relacionado

La colaboradora de ‘Sálvame’ ha contado que cuando sale de fiesta con su marido Charly cada uno se lleva una llave de casa para, si les apetece, volver cuando quieran por separado. “Yo siempre he salido con dos llaves. Es una norma en mis parejas. Siempre salgo con dos llaves. Si tú te lo estás pasando bien y yo estoy cansada me voy, nunca cortaré el rollo a mi pareja. Siempre he salido con dos llaves, para que no me despierte”, ha expresado Lydia Lozano en su programa.

La periodista ha dejado claro que en su relación reina la confianza en la pareja y que si un hombre le invita a tomar algo mientras su marido está haciendo otra cosa, acepta la invitación si le apetece sin que haya celos de por medio. “¿Vosotros cuando vais a los hoteles estáis todo el rato pegados a vuestra pareja? Habrá momentos en que tú quieras más sol y él quiera dormir la siesta. Y vienen y te dicen si quieres algo, si quieres una cervecita… Va todo en la libertad de la pareja, en la confianza de luego subir y decir ‘me he tomado un refresco con el del bañador azul que estaba al lado de ti’”, ha dicho Lydia a sus compañeros.

Kiko Matamoros se ha mostrado sorprendido con las declaraciones de Lydia Lozano. “Si bajo de dormir la siesta y me encuentro a mi pareja con otro tomándose algo en la barra de la piscina y le digo ‘mira guapa, las llaves de tu habitación que la mía ya es otra…’”, ha expresado el colaborador de ‘Sálvame’. “Entonces no confías en tu pareja. El problema lo tienes tú, no tu pareja”, le ha respondido la periodista, que tiene muy claro que la confianza debe primar en una relación de pareja.