Lucía Villalón y su pareja, el futbolista Gonzalo Melero anunciaron el pasado mes de marzo que estaban esperando su primer hijo. Una noticia muy feliz que se ha visto empañada por el problema que padece el bebé antes de nacer, algo que tiene a la pareja en vilo. El pequeño sufre gastrosquisis, un defecto de nacimiento en la pared abdominal por el que tendrá que ser operado nada más nacer. "Va a tener que ser fuerte y luchar más de la cuenta", confesaba ella misma en redes sociales.

La periodista, de 33 años, no puede evitar estar nerviosa al no saber a ciencia cierta como se encuentra su hijo en su interior. "La pena es tremenda y más sabiendo que sus primeras semanas serán en una incubadora (...) No pude evitar las lágrimas al enterarme y no puedo evitarlas a día de hoy", confesaba a ¡Hola! recientemente.

Artículo recomendado

Lucía Villalón presume de barriguita de embarazada y habla del problema de salud de su bebé

Lucía Villalón presume de barriguita de embarazada y habla del problema de salud de su bebé

Si algo caracteriza a la periodista deportiva es su positividad, algo de lo que ha vuelto a dejar muestra tras su última salida del hospital. "Otra visita más y muy contentos. 'Pollito' sigue peleando por nosotros", escribía junto a un selfie de la pareja a las puertas del centro médico.

Lucía Villalón

Lucía Villalón tras su última visita al médico

Instagram @lucia_villalon

Para Lucía y Gonzalo lo importante es el hoy y ahora, no pueden pensar en mucho más que en que su hijo nazca lo más sano posible y "estar fuertes mentalmente para cuando llegue" para afrontar juntos todo lo demás.

Con el fin de la temporada, la pareja está deseando dar comienzo a sus ansiadas vacaciones, días de sol y playa que disfrutarán rodeados de familia y amigos más íntimos en nuestro país. Lucía y Gonzalo iniciaron su romance en 2021 y desde entonces no dejan de declarar su amor en redes sociales. "En los momentos felices es fácil estar, lo jodido es cuando las cosas se tuercen… En las buenas y en las malas yo te tengo a ti… Y no hay nada en el mundo comparable a eso… Tenía que decirlo en alto, me hacía falta. Te quiero… mucho, bien y siempre", escribía la periodista como una auténtica declaración de amor. Lejos de distanciarlos, la enfermedad de su hijo les ha hecho mucho más fuertes.