La intervención deFrancisco Rivera el pasado miércoles en Espejo Público aún colea. Y lo hace por las palabras que empleó para condenar la muerte de Verónica, que se suicidó después de que sus compañeros de trabajo en Iveco, difundieran un vídeo sexual suyo que había puesto en circulación su expareja, también trabajador de la misma empresa. Las declaraciones del torero, en las que aseguraba que “los hombres no somos capaces de tener un video así y no enseñarlo”, también animaba a las mujeres “a no mandarvideos de ese tipo”. “El malnacido que lo ha mandado a sus colegas para ponerse medallitas de que machote soy, es un asqueroso y una sabandija de hombre”, terminaba diciendo.

Sus palabras fueron recibidas, especialmente en las redes sociales, con estupefacción pues muchas y muchos sintieron que el diestro responsabilizaba a la víctima y no a los verdaderos culpables, quienes habían difundido el vídeo íntimo. Numerosas celebridades como Anabel Alonso, Sara Sálamo o Pablo Chiapella han mostrado su descontento con las declaraciones del sevillano y después de que Susanna Griso diera la cara por él en el programa que comparten, también lo ha querido hacer su propia mujer, Lourdes Montes, alegando que se está manipulando la información.

Artículo relacionado

“Yo veo que en este video uno, se condena desde el minuto primero la actuación de este indeseable, dos, se pone de manifiesto la sociedad en la que vivimos, que por desgracia deja mucho que desear porque diariamente hay chantajes de este tipo de hombres a mujeres, de hombres a hombres y de mujeres a mujeres con video y fotos de todo tipo”; “y tres como la sociedad no está educada en el respeto y aún estamos a años luz de controlar el gran avance tecnológico que vivimos, se da un consejo”, dice al respecto de las palabras de su marido en las que recomendaba “no enviar vídeos de este tipo”.