El exmarido de Carmina Ordoñez fue detenido y encarcelado el pasado lunes 10 de agosto en Matalascañas (Huelva), donde se encontraba pasando unos días de vacaciones con su actual pareja, Rocío, además de Antonio David Flores y Olga, que fueron testigos directos de la detención.

El bailarín fue trasladado a principios de semana hasta la cárcel de Huelva, donde cumple una pena de tres meses por un delito continuado de impago de pensiones a los tres hijos que tiene en común con Lely Céspedes. Tras conocer la versión del entorno de Ernesto Neyra ha llegado el turno de la exmodelo, que ha roto su silencio en el plató de 'Viva la vida'.

Artículo relacionado

Muy nerviosa, Lely le confesaba a Toñi Moreno que siempre que habla de Neyra, de quien se separó en 2006 tras cuatro años de matrimonio, le suponía pasar "un mal trago". Sin embargo, ha dejado muy claro que no se arrepiente de nada: "No me siento culpable porque esté en la cárcel sino por no haberlo denunciado antes", sentenciaba muy dura a la vez que manifestaba que no fue fácil denunciarlo y que siente el mal rato que pueda estar pasando su familia: "Yo no tengo la culpa, no tenía otro remedio, el dinero es para mis hijos no para mí".

Lely no podía evitar emocionarse al recordar la complicada situación económica que tiene y lo que lamenta no poder ofrecer a sus hijos todo lo que se merecen: "Se me cae el alma", le reconocía entre lágrimas a Toñi.

Lely Céspedes

Su versión de los hechos tumbaría radicalmente la de su exmarido: "Me debía 53.000 euros -por la manutención de sus hijos- y antes 12.000 por el embargo de la casa", explicaba dando todo tipo de detalles. Según Lely, Ernesto sabía perfectamente que su entrada en prisión estaba cerca: "Como iba a entrar en la cárcel llegamos a un acuerdo de rebajar esos 53.000 a 20.000.
No soy rencorosa. Es el padre de mis hijos", alegaba visiblemente emocionada y es que a esta complicada etapa habría que sumar que ha perdido recientemente a su padre.

Las informaciones por parte del abogado del bailarín aseguran que en apenas 15 días, Ernesto podría abandonar la cárcel. "Me gustaría que saliera de la cárcel y solucionáramos las cosas", manifestaba Lely completamente rota.

¡No te pierdas todas las declaraciones. Dale al PLAY!