Ernesto Neyra ha logrado reunir el dinero para salir de prisión. El exmarido de Carmina Ordoñez fue detenido y encarcelado el pasado lunes 10 de agosto en Matalascañas (Huelva), donde se encontraba alojada en un hotel con su pareja actual, Rocío. Uno de los personajes mediáticos más conocidos de la década de los 90 se encontraba en búsqueda y captura desde el pasado 20 de mayo al incumplir la obligación de entrar en la cárcel que se dictó el 13 de febrero.

Artículo relacionado

Sin embargo, parece que los días de Ernesto Neyra en prisión podrían estar contados. Según asegura Ángeles Portero en ‘La Razón, ha conseguido el dinero que le debe por el impago de la pensión de alimentos de su exmujer, Lely Céspedes. Ahora, el bailaor trata de convencer al juez de llegar a un último acuerdo por el que pueda pagar y salir en libertad.

El bailaron fue trasladados a principios de semana hasta la cárcel de Huelva, en donde cumple una pena de tres meses por un delito continuado de impago de pensiones a los tres hijos que tiene en común con la modelo Lely Céspedes. Tiempo después de su polémica separación, la mujer le reclamaba la parte de la pensión alimenticia que le correspondía legalmente. El bailaor llegó a acumular una deuda de más de 50.000 euros que logró rebajar hasta los 9.000.

Ernesto Neyra Carmina Ordóñez
GTRES

Sin embargo, aunque el titular del Juzgado de lo Penal número 3 de Málaga asegura en su fallo que podría haber evitado entrar en prisión, “finalmente deberá ingresar en la cárcel al no haber satisfecho ni la cantidad adeudada en concepto de pensión alimenticia ni la multa derivada por la responsabilidad civil de sus actos”. Una vez terminado el plazo para su ingreso voluntario, el juez dicto una orden de búsqueda y captura que finalmente ha terminado con la detención del bailaor por parte de la Policía Nacional. Ahora, intenta negociar su salida de prisión.

Su relación con Carmina Ordoñez

La figura de Ernesto Neyva saltó a los medios de comunicación de la mano de Carmina Ordoñez. La pareja contrajo matrimonio en 1997 y se divorció tan solo dos años después. Todo después de que ella lo acusara en directo de haberla maltratada física y psicológicamente. La madre de Cayetano Rivera incluso acudió a los juzgados, pero la demanda fue desestimada.