Laura Matamoros no puede más. La recta final de su embarazo se le está haciendo MUY cuesta arriba y se ha sincerado con todos sus seguidores de Instagram sobre todos los dolores que está sintiendo en estos últimos meses de gestación. Hace pocos días revelaba que se encontraba fatal de la acidez y que el agotamiento físico y mental estaban pudiendo con ella. La hija de Kiko Matamoros se ha tomado unos días de desconexión y ha vuelto para volver a aclarar que no está siendo una época muy buena para ella, a pesar de que está a punto de conocer a su segundo hijo.

Artículo relacionado

"Hasta ahora el embarazo había ido fenomenal no, lo siguiente. No había tenido ninguna molestia, ningún dolor... Pero ahora mismo me cambiaba de espalda porque no puedo más, tengo un dolor en las lumbares y en el coxis que me puedo morir y eso que el bebé solo pesa 1 kilo y 200 gramos", ha confesado Laura Matamoros a través de sus 'stories' visiblemente cansada y sin poder tenerse en pie.

Laura Matamoros es consciente de que ya queda nada y menos para tener a su bebé en brazos pero las molestias le están provocando un malestar que es incapaz de soportar. Eso sí, ha vuelto a refugiarse en el deporte para intentar frenar estos dolores tan intensos: "Falta de hierro debo tener porque últimamente estoy reventada, a ver si con los entrenamientos y estiramientos voy mejor, ya no sé lo que hacer. Quiero llorar del dolor", ha rematado.

laura matamoros

Laura Matamoros, de bajón, vuelve a dar detalles de los dolores que está sintiendo en el embarazo.

Instagram @_lmflores

Artículo relacionado

A pesar de todo, Laura se encuentra entusiasmada con la llegada de un nuevo miembro al clan Matamoros. Mati, su primer hijo en común con Benji Aparicio, está ansioso por convertirse en hermano mayor. Además, Kiko y Diego (padre y hermano de la influencer) también están contando los días.

Kiko Matamoros es un abuelo entregado, no hay más que ver cómo se vuelca con Mati, mientras que Diego está de lo más feliz al ver que se va a convertir en tío por segunda vez consecutiva. Queda muy poco tiempo para que Laura dé a luz y las incomodidades se esfumen.

laura matamoros hijo perro

Laura Matamoros fotografía a su hijo Mati y a su perrita Pipa.

Instagram @_lmflores

El deporte, su mejor aliado

Laura Matamoros ha conseguido seguir una rutina deportiva para mantenerse en forma durante estos nueve meses. Además, ha intentado cuidar también su alimentación y evitar así engordar los 30 kilos que cogió durante el embarazo de Mati: sentadillas con peso ligero, peso muerto con kettlebell y elevación de glúteos... ¡Se ha aplicado al máximo!