A Kiko Matamoros se le cae la baba con su nieto, siente predilección por Matías y no se corta a la hora de reconocerlo: "Con él estoy como bobo", confesaba con orgullo hace algunos meses. En medio de su recuperación, el colaborador de 'Sálvame' ha hablado seriamente con su hija, Laura Matamoros, sobre el futuro que quiere para el pequeño, que hace apenas dos meses cumplía tres añitos.

Artículo relacionado

Kiko Matamoros lo tiene claro. Su nieto tiene madera para ser futbolista profesional y él se va a encargar de ello. Era la propia Laura Matamoros quien hacía pública una conversación con su padre donde este le daba todos los pasos a seguir para hacer de Mati una estrella del fútbol.

Tal y como se deja entrever, la influencer le envió una serie de vídeos del pequeño a su padre y este no tardaba en reaccionar: "El tío le va a pegar bien, que le dé con las dos piernas y le pegue de una vez con cada una", aconsejaba el colaborador. Tal ha sido la emoción de Kiko cuando ha visto la destreza de su nieto que ha aprovechado para hacer un breve planing que ha desatado las risas en Laura: "En Pozuelo hay una buena escuela de fútbol, qué aprenda técnica, y luego al Majadahonda y de ahí al Atleti, ya lo meteremos en juveniles en el Madrid. Si le gusta y le pone pasión te digo que se va a salir", prometía el colaborador.

Kiko Matamoros y Laura conversación

Laura Matamoros hace pública su última conversación con su padre

Instagram @lmflores

Kiko ha soltado al aire ese sueño cuando está a solo unos meses de volver a ser abuelo: "Tengo que verle jugar en primera antes de morirme y me pueden quedar 16 años", le decía entre risas y es que está absolutamente convencido de que será una gran estrella. El colaborador siempre ha tenido una conexión especial con su hija Laura y eso se ha extendido al pequeño de la casa.