Si la familia Pantoja ha sido la protagonista indiscutible de los últimos días debido al fallecimiento de doña Ana y la boda de Anabel Pantoja y Omar Sánchez, el clan Matamoros ha empezado la semana con fuerzas. Mientras que Anita ha confesado a todos sus seguidores de Instagram que el próximo cinco de octubre va a pasar de nuevo por quirófano para solventar todos los problemas bucales que ha arrastrado durante el último año, Laura Matamoros no se ha quedado atrás y se ha abierto en canal para dar detalles de por qué ha estado tan desaparecida en redes sociales. La influencer ha llegado ya al último trimestre de su segundo embarazo y el malestar no ha hecho nada más que empezar. La hija de Kiko Matamoros se ha mostrado de lo más saturada por la situación y así lo ha hecho saber públicamente.

Artículo relacionado

"Llevo unos días un poco desconectada. Estoy fatal de la acidez. No sé si es que en este último trimestre, que es el tercero, aparece con más fuerza y con más frecuencia, porque es horroroso. A parte el agotamiento físico y mental que tengo en encima... No sé, es como que está pudiendo conmigo totalmente estos últimos días el embarazo. Pero ahí estoy. Necesitaba desconectar", ha confesado Laura Matamoros asegurando que no está pasando una etapa nada fácil.

Laura Matamoros se encuentra en la recta final y ya queda muy poco tiempo para que tenga a su bebé en brazos, su segundo hijo en común con Benji Aparicio. A pesar de todas las molestias que está sintiendo, la ganadora de Gran Hermano VIP 4 ha intensificado los cuidados al máximo. La práctica de deporte, una alimentación saludable y los diferentes tratamientos con los que ha evitado la odiosa retención de líquidos han sido las tres premisas más importantes y efectivas por el bien de su salud.

Artículo relacionado

Eso sí, Laura goza de un gran momento profesional y no ha dudado ni un segundo en asegurar que su agenda laboral está llena de proyectos. Por el momento quiere ser precavida y se ha resistido a contar de qué se tratan.

"No sé si veis mi cara. Imaginaros mi cara sin filtro, pero es que es un horror. Y nada, tengo muchos proyectos nuevos y que todavía no puedo contaros. Por eso estoy un poco desaparecida, porque estoy un poco saturada pero bueno", ha rematado confirmando que su trabajo se ha convertido en una de sus máximas prioridades.

Artículo relacionado

El pequeño Mati está a punto de convertirse en hermano mayor y Laura ha compartido con todos sus seguidores muchos detalles de su avanzado estado de gestación. Por ejemplo, los kilos que ha engordado. Durante el embarazo de su primer hijo, Laura cogió, nada más y nada menos, que 30 kilos de más. Esta vez, se ha puesto un tope de 12 y, por el momento lo está cumpliendo ya que solo lleva 9. Lo que está claro es que la llegada inminente de este nuevo miembro ha llenado de felicidad a la familia y todos se han volcado con la ex gran hermana.