Olga Moreno dejó dicho que si alguien podía viajar a Honduras durante su estancia en 'Supervivientes 2021' esa persona tenía que ser Rocío Flores. La hija de Rocío Carrasco aceptaba la invitación de buena gana, qué mejor que volver al paraíso donde fue tan feliz hace apenas un año y junto a una de las personas más importantes de su vida, sin embargo, a la hora de la verdad la joven decidía no viajar. "No me encuentro bien", se justificaba Rocío Flores explicando que Olga necesitaba una visita que le diera un extra de energía para afrontar la recta final.

Finalmente, fue Rosa Moreno, hermana pequeña de Olga quien se trasladó a los Cayos Cochinos, una inesperada sorpresa que despertaba una cierta inquietud en la mujer de Antonio David Flores: "Jamás podría imaginar que viniese. Es alguien de mi familia, siempre ha estado alejada de esto, para mí ha sido una sorpresa increíble, maravillosa", recordaba.

Artículo recomendado

Olga Moreno imagina en 'Supervivientes 2021' cómo será el reencuentro familiar tras la polémica con Rocío Carrasco

Olga Moreno imagina en 'Supervivientes 2021' cómo será el reencuentro familiar tras la polémica con Rocío Carrasco

Ha sido Lara Sajen, amiga íntima de Olga Moreno, quien desde el plató de 'Conexión Honduras' ha revelado que la superviviente se quedó un tanto chafada de no ver a Rocío Flores: "Tenía la esperanza de que fuera Rocío, pero se quedó un poco así porque no se imaginaba que su hermana Rosita fuese, pero claro que le encantó", manifestaba la exconcursante.

Lara Sajen
Mediaset

A lo largo de todo el concurso, Olga ha tenido muy presente cómo ha podido afectar la docuserie de Rocío Carrasco a su familia, de ahí que la ausencia de Rocío Flores le provocase un cierto nerviosismo que fue solventado al recibir noticias no solo de la joven sino también de su marido, Antonio David Flores. Olga Moreno encara la recta final del concurso nominada junto a Tom Brusse. Un duelo de titanes del que saldrá el cuarto finalista de la edición.