La relación de Lola y Simone ha cambiado muchísimo. Al principio de su aventura en ‘La isla de las tentaciones’ la pasión estaba muy pero que muy presente entre ellos. A los pocos días de llegar a República Dominicana, tanta atracción sintió por el italiano, que ella le fue infiel a Diego. Pero tras unos días conviviendo en la villa, Lola no deja de dar pasos atrás. Ya son varias las veces en las que ha reconocido que se siente un poco agobiada con la actitud de Simone, que no deja de intentar ir a más con ella. Pero algo ha cambiado en la cabeza de una de las protagonistas del programa presentado por Sandra Barneda que ha hecho que no quiera avanzar más.

Artículo relacionado

Tanto es así que Lola incluso se ha negado a darle un beso. Cuando Simone ha intentado besar a la novia de Diego, ella ha preferido dejarlo estar y apartarse. Después se ha ido a hablar con sus compañeras y ha asegurado que “no voy a ir besándole por las esquinas como si tuviera quince años”. Unas palabras que ha rematado con una frase muy tajante.

“No quiero dar el paso”, ha dicho dejando ver que su interés por el italiano ha bajado de forma considerable. Una situación que sirve de antesala a algo que según Sandra Barneda va a suceder en los próximos días y que va a cambiar mucho el rumbo de Lola en el programa.

Simone y Lola en la piscina

Simone y Lola, sus tórridas imágenes en 'La isla de las tentaciones'.

Mediaset

Si embargo, Simone tiene claro que sí que quiere seguir conquistándole. "El día que tenga una novia tiene que ser como tú, de verdad”, le ha dicho sacando su lado más romántico. Pero por ahora sus palabras no han servido de nada. Mientras, en la villa de los chicos, Diego continúa ajeno a lo que está haciendo Lola. Él sí que sigue con su tonteo con Carla y cada vez derrochan más complicidad.