Las lágrimas brotaron de los ojos de Cristian Suescun cuando concienciado de la traición y lo que ello había supuesto fuera del concurso pidió perdón tanto a Yola Berrocal como a su novia Jessica por no haber actuado bien. La vida del hermano de Sofía Suescun ha cambiado radicalmente desde que abandonase 'La Casa Fuerte' y es que a la ruptura con su novia Jessica se ha sumado el impresionante robo en su casa del que ha salido muy mal parado.

Artículo relacionado

"He perdido mi dinero y a mi amor. Me voy a centrar en mí y a descansar. Me voy a dar un tiempo, estoy bastante dolido con todo. Llevo días sin dormir y no concilio el sueño, de verdad estoy bastante jodido", ha explicado visiblemente afectado.

Sin embargo, su paso por el reality ha servido también para afianzar la relación con su madre, Maite Galdeano. Madre e hijo están más unidos que nunca, tanto que 'la elegida de Dios' le ha aconsejado a su hijo que aclare su situación personal desde la soledad.

Cristian se ha volcado en estos malos momentos en su familia. Por lo que parece, el clan Galdeano, junto a Kiko Jiménez, se han convertido en una piña y no piensan dejar solo al de Pamplona en ningún momento.

Desde la rabia y el dolor, el exsuperviviente ha publicado un mensaje en su perfil de Instagram que podría ser tomado con un doble sentido y significar un dardazo definitivo a su ahora ex novia, Jessica, después de que esta también eligiera las redes sociales para darle el portazo definitivo a su relación.

"Los que siempre están ahí", ha escrito junto a una bonita instantánea con sus perros. A juzgar por el texto, el hermano de Sofía se siente incomprendido y es la compañía de sus mascotas lo que le hace estar feliz.

Los que siempre están ahí 🥰

Una publicación compartida de Cristian Suescun Galdeano (@suescungaldeano) el