En medio de la polémica por el nuevo enfrentamiento de Kiko Rivera con su hermana, Isa Pantoja, justo al mismo tiempo que lima asperezas con Isabel Pantoja, el Dj se ha trasladado hasta Galicia para asistir al programa 'Land Rover' en compañía de su mujer, Irene Rosales.

Kiko Rivera e Irene Rosales han mostrado su faceta más divertida y no dudaban en hablar abiertamente de cómo es su relación, su nueva casa... aunque se han mantenido al margen de la guerra mediática que enfrenta al joven con varias personas de su familia. Pero si ha habido una revelación que ha sacado los colores a la sevillana ha sido el momento en el que Kiko ha hablado abiertamente de su vida íntima.

Artículo recomendado

EXCLUSIVA Sonsoles Ónega se pronuncia sobre cómo convive con la enfermedad de su hijo

EXCLUSIVA Sonsoles Ónega se pronuncia sobre cómo convive con la enfermedad de su hijo
Kiko Rivera e Irene Rosales
Programa Land Rover

"Con dos niñas se folla poco", confesaba Kiko Rivera. "Poco y nada", apuntaba Irene entre risas mostrando su disgusto por no tener una vida sexual tan activa como les gustaría y es que Ana y Carlota no se lo ponen nada fácil. El Dj estaba en un terreno tan distendido que no dudó en hacer pública una anécdota que despertaba el interés del público: "Y para lo poco que lo hacemos van y nos pillan", confesaba ante la mirada atónita de su mujer, mucho más comedida.

Kiko Rivera e Irene Rosales

Kiko Rivera e Irene Rosales protagonizan un sketch en la televisión gallega

Instagram @landrovertv

Artículo recomendado

'Secret Story': José Antonio Canales Rivera es expulsado

'Secret Story': José Antonio Canales Rivera es expulsado

Kiko e Irene también han dado algunos detalles de cómo están llevando esta nueva etapa en su nueva casa. El pasado mes de septiembre el matrimonio se mudaba a un inmueble mucho más grande en Castilleja de la Cuesta (Sevilla), cercano al colegio de sus hijas y la pareja no puede estar más feliz con la elección. Se trata de una casa de 300 m2 en una sola planta con garaje propio por el que pagan 1.000 euros al mes, un gasto del que se hace cargo íntegramente el Dj tal y como ha revelado Irene. Aunque en un principio se creía que estarían ahí de paso no es tan así ya que tienen un contrato de alquiler con opción a compra.

Su paso por la televisión gallega terminaba con un divertido sketch con el que han despertado las risas de todo el público. Eso sí, han dejado claro que no habrá boda religiosa: "Ya me he casado, ya no...", concluía Irene a pesar de que al Dj si le haría ilusión pasar por el altar de nuevo.