"Discúlpate al menos con los asturianos por no haberte presentado ayer!!!!!!!!!!", "Es un impresentable y poco profesional anoche nos dejaste en Tuilla (Asturias) sin actuar, no te bajaste ni del coche, cara dura", "De vergüenza lo de anoche en Tuilla (Asturias), excusas baratas para aguantar allí a la gente para acabar anulando sin dar ninguna explicación", son algunos de los críticos comentarios que pueden leerse en las redes sociales ante un nuevo plantón del hijo de Isabel Pantoja.

Y es que en el pueblo asturiano de Tuilla están enfadadísimos con Kiko Rivera porque no es la primera vez que les da plantón. Esta es la segunda ocasión en la que los habitantes de Tuilla y de sus alrededores tampoco pudieron contar con la actuación de Kiko durante las fiestas del pueblo.

Artículo relacionado

No sabemos si ese primer plantón fue el año pasado o algún año anterior. Si fue en 2018, hay que recordar que Kiko anunció en mayo que cancelaba todos sus conciertos a causa de una fortísima depresión causada por un adelgazamiento de más de 40 kilos en menos de un año. También, y como reconoció este pasado invierno durante su participación en 'GH DÚO', tuvo un serio problema de adicciones, felizmente superado.

Sea como fue, la causa de la anulación del concierto de este año no está muy clara. Según declaró un confidente a 'Socialité', parece que Kiko recibió unas supuestas amenazas antes de bajarse del coche, motivo por el cual decidió volverse al hotel. La concejala de festejos trató de convencerle de que recapacitara y saliera al escenario, pero no hubo manera y a las 3.20 de la madrugada, la organización anunció que el concierto quedaba cancelado.

El público se tomó muy mal esta decisión de Kiko Rivera, por lo que los abucheos y los silbidos de los fans fueron ensordecedores. También el ayuntamiento está muy molesto y ha decidido que no piensa pagar a Kiko Rivera por su 'no actuación'.