Un nuevo giro de guión en el seno del clan Pantoja. Kiko Rivera e Irene Rosales parece que han decidido volver a pasar por el altar, motivados por las muchas bodas a las que hemos ido asistiendo estos meses. “Francisco José, pídeme matrimonio otra vez, que quiero casarme por la iglesia”, le solicitaba Irene a su marido en directo en televisión. Una petición que el DJ no dudaba en aceptar inmediatamente. Pero, entonces, ¿qué pasa con la boda Pantoja que se encuentra ya en marcha? Aunque parece que nadie lo recuerda, Anabel, sobrina de la tonadillera, está ya en plena organización de su enlace. ¿Estarán dispuestos a eclipsar el gran día de una de las personas más importantes de su familia?

Artículo relacionado

Irene Rosales se ha asentado en su faceta de colaboradora hasta el nivel de generar sus propias tramas gracias a la actualidad. La exconcursante de ‘GH DÚO’ se venía arriba tras ver imágenes del ‘sí, quiero’ de Rafa Nadal y Mery Perelló y le pedía matrimonio a su ya marido para pasar esta vez por la iglesia. Irene y Kiko planean ya mismo otra boda que, con el cambio que ha dado Isabel Pantoja, promete ser muy diferente a la primera.

La pareja, muy motivada, ha hecho que el foco mediático se sitúe sobre sus cabezas, apartándolo, claro, de la boda Pantoja que está ya en marcha. Antes de entrar en la casa de ‘GH VIP’, Anabel Pantoja arrancaba con los preparativos de su enlace con su pareja, Omar. La sobrina de la tonadillera está encanta y muy emocionada con lo que le viene por delante pero ¿cómo se habrá tomado que ahora Kiko e Irene también quieran casarse?

Tanto el DJ como su mujer han asegurado en varias ocasiones la felicidad que sienten por Anabel. Siempre han estado muy próximos, incluso en los peores enfrentamientos entre Kiko e Isa. ¿Aguantará la familia Pantoja dos enlaces en tan poco tiempo? ¿Verá Anabel peligrar su boda por las nuevas intenciones de su primo y su mujer? Más vale que en Cantora empiecen a sacar las mejores galas. Se avecinan unos ¿meses? ¿años? intensos.