Kiko Matamoros ha reconocido que ha pasado una noche complicada. El colaborador, tras haber escuchado una serie de calificativos emitidos por Makoke, debía abandonar el plató de 'Sálvame' el pasado miércoles 22 de abril al no encontrarse bien. Poco después regresaba y reconocía que había tenido que acudir al servicio médico después de llegar a vomitar en el baño. “No he pasado muy buena noche porque se me repitió el mismo episodio que por la tarde”, explicaba Kiko ya más recuperado. ¿Por qué había reaccionado así tras haber reaparecido su exmujer? El propio colaborador se ha sincerado...

Artículo relacionado

El colaborador ha aprovechado su participación en ‘Sálvame’ este jueves 23 de abril para explicar qué fue lo que le afecto tanto. “Me molesta mucho que se me traicione, que se me mienta, que se alcancen compromisos públicos y que se incumplan. Yo intentos ser feliz en mi vida y creo que soy razonablemente feliz. Hay cosas que no están en mi mano y me resignaré y punto”, ha asegurado Kiko Matamoros.

Kiko Matamoros Sálvame

“No es ver a esta mujer [Makoke] ni oír su nombre, es la intención de conseguir platos, interés mediático o el solo hecho de hacerme daño. Eso ya me da igual, pero yo no me quiero convertir en el juguete de esta señora para que ella haga caja. Al único que parece querer que estas cosas no suceda por el bien de mi hija es a mi. Es constante y es agarrarse a cualquier cosa que haga o diga aunque no tenga que ver con ella”, ha afirmado el colaborador.

Artículo relacionado

Aunque no quiere crear una guerra publica con su ex por el bien de la hija que tienen en común, Kiko Matamoros no ha dudado en mandarle un claro mensaje. “A mi que me importa que me diga que soy rencoroso, porque posiblemente lo he sido contigo porque te lo has ganado a pulso”, ha asegurado. Un duro momento para el colaborador, tras el que ha tenido que volver a abandonar el plató para ser atendido por los médicos.