Diego Matamoros ha pasado el coronavirus solo en casa. El hijo de Kiko Matamoros ha relatado en varias ocasiones lo complicado que le ha resultado pasar la enfermedad sin la compañía de algún amigo o familiar. Esta tarde ha entrado por teléfono en ‘Sálvame’ y ha contado que ha sido duro porque “tienes que hacértelo todo sin fuerzas y con cansancio generalizado”. Pese a no convivir con nadie durante estas semanas, a Diego no le ha faltado el apoyo de su familia y amigos aunque haya sido en la distancia. Mientras relataba su experiencia, su padre Kiko Matamoros estaba en plató y ha contado cómo ha vivido el contagio de su hijo.

Artículo relacionado

El colaborador ha desvelado que han sido unos días de angustia tanto por saber que su hijo estaba enfermo como por la inquietud que tenía porque “no quería que ingresara en un hospital”. “El día que empezó a tener los primero síntomas era cuando ingresaban a todos los que tenían síntomas y ha sido una suerte que no le pasara a él", ha dicho Kiko aliviado. Aunque padre e hijo mantienen una relación poco fluida, Kiko Matamoros ha revelado que “hemos estado en contacto desde que estaba enfermo”. De esta forma ha demostrado que ha estado muy pendiente de su hijo durante estos días difíciles. Kiko ha asegurado que lo ha vivido “con mucha preocupación”, y que cuando hablaba por teléfono con Diego percibía su miedo cuando le decía “papá, creo que me tengo que ingresar”. La mayor tranquilidad del colaborador en estas semanas es que su hijo “afortunadamente tiene amigos y contactos que le han hecho el seguimiento más o menos a distancia”.

Diego Matamoros

Diego ha querido agradecer a su padre y al resto de la familia que hayan estado a su lado aunque haya sido en la distancia en estos instantes. “Gracias a mi familia, a la gente que conozco, a mi expareja y a la gente que me quiere”. Su hermana Laura Matamoros es otra de las personas que ha estado muy pendiente de él en estos días. Incluso se ha encargado de hacerle la compra y le ha regalado un robot de cocina con el que Diego está muy contento.