"Los sheriffs no piensan, ejecutan". Cumpliendo las palabras que ha pronunciado en su renovada sección, Kiko Matamoros ha disparado toda su munición contra la entrevista que Arantxa de Benito concedía este fin de semana en 'Sábado Deluxe'. El colaborador de 'Sálvame' se ha posicionado a favor de Guti y ha ofrecido información jugosa que contradicen la versión dada por la exmujer del que fue centrocampista del Real Madrid.

Artículo relacionado

"A mí no me gusta nada lo que ha hecho Arantxa de Benito", así de crítico se mostraba Matamoros desde el minuto cero con ella. El tertuliano ha tildado de "parcial su discurso", además de interesado pues, en sus palabras, "lo fácil es el tiro al blanco, sobre todo, porque sabe que el blanco no le va a contestar públicamente". Kiko tiene claro que "Arantxa contó su historia como la quiso contar".

El tertuliano ha recordado que habla con conocimiento de causa de la controvertida relación que mantienen Guti y Arantxa, a propósito de sus hijos, dada la estrecha amistad que siempre han mantenido ella y su exmujer Makoke. Matamoros se ha centrado en la etapa en la que "estaban juntos" y, por lo vivido, se ha sentido en la obligación de dar la cara por Guti. "José no era un padre distante ni muchísimo menos. Evidentemente, un futbolista viaja mucho, está muchas veces fuera, pero cuando estaban aquí hacían la misma vida los dos", defendía.

Uno de los aspectos que ha arrojado luz al conflicto que mantienen es que contradice totalmente la "verdad" sostenida por Arantxa en el programa de Telecinco. De Benito reprochaba que su 'ex' hubiera desatendido en muchos aspectos a sus hijos y durante años. Sin embargo, Kiko ofrecía otra versión: "Ha hablado de ausencias en momentos importantes. A lo mejor, en momentos que yo considero muy importantes tú has cogido un avión y te has ido a Ibiza, guapa. Se quedaba con los niños quien se ha quedado siempre toda la vida: la madre de ella. Quien ha llevado a los niños al colegio, quien los ha traído, quien los ha llevado a los deportes...".

Igualmente, ha incidido en que, en cuestión de "deslealtades", "a lo mejor habría que oír hablar a las dos partes".