Kiko Matamoros ha dado un golpe de efecto horas antes de que arranque 'GH VIP 7'. En esta nueva edición del reality de Telecinco participa Estela Grande, esposa de su hijo y, a su vez, su mejor apoyo en la guerra familiar que mantiene desde su boda con el colaborador de 'Sálvame'.

El responsable de 'El Club del Espectador' ha sorprendido a sus compañeros de programa y a la audiencia teniendo un gesto muy generoso con su nuera. Kiko y Estela han estado distanciados debido a la mala relación que ha mantenido con Diego. Sin embargo, a raíz de su reciente operación de vejiga, la tensión se ha aliviado bastante entre ellos. "Mi relación con Diego es mejor que antes de la operación. No es idílica, pero no estamos en el peor momento", matizaba el patriarca de los Matamoros.

Artículo relacionado

No cabe duda que el hecho de que padre e hijo hayan limado asperezas, repercutirá positivamente en el concurso de Estela. De hecho, estas circunstancias ya se han traducido en el apoyo público que Kiko le ha brindado desde 'Sálvame'. "Es la mujer de mi hijo y la respeto. No la conozco mucho, pero en la medida de mis posibilidades, que no son muchas, porque no participo últimamente de estos tinglados, puede contar con mi apoyo".

Un anuncio el de Kiko que ha dejado pasmados a los colaboradores del programa y que, seguro, también a Estela y a Diego desde donde le estuvieran viendo. Todos los apoyos son valiosos ahora mismo para Estela, quien se presenta dispuesta a llegar hasta la gran final de 'GH VIP 7'. Y más teniendo en cuenta que no contará con la ayuda en plató de quien más esperábamos todos: su marido.

Tal como han asegurado desde el programa de Telecinco, efectivamente, Grande no contará con la defensa de Diego Matamoros en las galas ni en los debates. La modelo ha elegido a su primo para esta gran responsabilidad. No ha trascendido las razones de esta situación, pero según ha informado María Patiño, "por lo que conozco, no se trata de un tema económico, sino más bien de imagen".