"Necesito parar por mi salud mental", anunciaba Kiko Hernández el pasado 6 de octubre completamente roto tras la reciente muerte de su amiga Begoña Sierra. El colaborador se sinceraba con Jorge Javier Vázquez y le reconocía que había llegado a su límite: "Llevo un año que ya no puedo más, se me junta un duelo con el otro, y llega un momento que revientas. Quiero desaparecer", explicaba haciendo referencia a la muerte de Mila Ximénez y ahora de Begoña, quien para él era como una hermana.

Artículo recomendado

El impagable consejo de Jorge Javier Vázquez a Adara en 'Secret Story' tras su ruptura con Rodri: "Él ha sido claro"

El impagable consejo de Jorge Javier Vázquez a Adara en 'Secret Story' tras su ruptura con Rodri: "Él ha sido claro"

El colaborador de televisión reconocía que es incapaz de levantar cabeza y necesitaba tiempo para reflexionar, sanar sus heridas, y reordenar sus ideas, ya que sus hijas le necesitan. Inmediatamente después de abandonar el plató de 'Sálvame', Kiko Hernández tomaba una drástica decisión que no era otra que eliminar su perfil de Instagram.

De eso han pasado algo más de dos semanas, un tiempo que a juzgar por su último movimiento ha sido necesario para recuperar al menos parte de su vida pública. Tal y como hemos podido comprobar, el colaborador de 'Sálvame' ha reactivado su perfil de Instagram en el mismo punto donde lo dejó, prueba que deja entrever que quizás su regreso al programa estrella de las tardes de Telecinco está cada vez más cerca.

Kiko Hernández abandonaba su encierro el pasado martes y es que no podía faltar a la misa funeral que se ofició en honor a Begoña Sierra. A lo largo de estas semanas en las que no ha habido ni rastro del exgran hermano, se ha volcado en su bienestar y en el cuidado de sus dos hijas, algo que, sin duda, ha sido un chute de energía para él. Aunque no ha publicado nada de contenido, este pequeño paso indica que poco a poco quiere ir recuperando la normalidad de su vida.