Kiko Hernández está atravesando el peor momento personal de su vida. El fallecimiento de Mila Ximénez el pasado mes de junio y la repentina pérdida de Begoña Sierra, fundadora del famoso bingo Las Vegas, han terminado por destrozar al colaborador de Sálvame: "Llevo un año que ya no puedo más, se me junta un duelo con el otro, y llega un momento que revientas", ha confesado con la voz entrecortada y aguantándose las ganas de llorar. Kiko se encuentra realmente afectado tras las muertes de dos de sus personas de confianza, así como la de una tía muy cercana a él, y se ha dirigido directamente a la cúpula de Telecinco para pedirles, por favor, un descanso para recuperarse al 100%.

Artículo relacionado

"Yo quiero descansar un tiempo, quiero tomarme unos días y descansar. Sé que Begoña me decía no, no te marches nunca de 'Sálvame', no te vayas, pero yo por mi salud mental necesito parar porque es que no puede ser. Yo ayer tenía ideas raras en mi cabeza y necesito parar, a lo mejor una semana o 15 días. Respirar y hacer un proceso que no he hecho con Mila, que no he hecho con Begoña, tengo dos personas que tengo que sacar adelante y se me hunde el mundo", ha confesado Kiko Hernández ante la atenta mirada de Jorge Javier. El periodista, con profundo dolor, ha reconocido que no levanta cabeza y que necesita tiempo para reordenar sus ideas y sanar sus heridas, ya que sus hijas le necesitan.

"Sé que hay mucha gente sufriendo pero yo ante todo soy yo y por supuesto las personas que tengo a mi cargo y si no estoy bien tampoco lo van a estar las personas que dependen de mí. Les pedí el día de ayer para descansar pero quiero decir que por favor me dejen unos días para reflexionar", ha revelado segundos antes de marcharse de plató definitivamente.

Kiko Hernandez

Kiko Hernández, destrozado tras el fallecimiento de Mila Ximénez y Begoña Sierra.

Telecinco

Artículo relacionado

Jorge Javier, por su parte, ha empatizado con el dolor de su compañero y ha contado los detalles de la conversación que ha mantenido con él recientemente y en la cual le ha expresado sus ideas de querer dejarlo todo.

"Me dijo que lo quería dejar. Yo soy el primero que ha querido dejarlo todo, cuando estás de bajón le echas la culpa a tu profesión y piensas que la única salida es largarte. Al final nuestro trabajo es de cara al público y quieres estar bien. Yo siento la obligación de pedir disculpas a la audiencia porque estará harta de que nos queramos ir todo el rato"... Gema López también ha querido romper una lanza a favor de Kiko y ha sido muy sincera al ver lo destrozado que está: "Parar no es malo".