Los rifirrafes de Kiko Hernández con la familia Campos parece que no terminan nunca. Cuando el colaborador volvía a acercarse a Terelu y María Teresa Campos, llegaba ‘La última cena’ y volvía a enfrentarse a Carmen Borrego. Una de cal y otra de arena que ha hecho que parte de la familia adore a su compañero de cadena y otra parte le vea con menos alegría. Eso sí, con quién mantiene un entendimiento perfecto es con la matriarca. El colaborador ha desvelado el regalo que le ha hecho a la presentadora y en el que han participado, muy activamente, sus hijas pequeñas.

Artículo relacionado

Kiko Hernández nunca ha ocultado el cariño que siente por María Teresa Campos. Aunque su relación con Terelu y Carmen no ha sido, ni de lejos, tan buena, el colaborador y la presentadora se llevan a las mil maravillas. “Fui a comer a casa de María Teresa con mis hijas”, desvelaba Kiko en una tarde de ‘Sálvame’. “Pasamos una velada maravillosa y no puedo agradecérselo más el trato que recibí y lo bien que se portaron con mis hijas”.

“Mis hijas después de comer duermen la siesta, y entonces le dije donde pueden dormir las niñas, y me ofreció la habitación de Bigote, que siguen estando allí todas sus cosas. No llegaron a dormirse porque estaban muy revolucionadas, porque era una casa nueva…”, explicaba el colaborador. “Quise tener un detalle con María Teresa y quise hacerle un regalo. Nos hicimos una foto y se la mandé a Terelu y le dije que no se la iba a mandar a su madre, que se la queríamos regalar”.

El colaborador enmarcó la fotografía que se habían hecho y se la regalaron a la semana, cuando fue María Teresa quien se trasladó hasta casa de Kiko para pasar el día. Todo un detalle que seguro que la presentadora atesora con enorme cariño.