Parece que los malos tiempos han quedado definitivamente atrás entre Kiko Hernández y Lydia Lozano. Después de que su amistad viviera una de sus peores crisis tras el regreso de Kiko Hernández a 'Sálvame' después de convertirse en padre, los colaboradores han ido acercando posiciones y ahora parece que las aguas se han serenado del todo. Una visita de Lydia a la casa de Kiko fue el primer gran paso para que ambos retomaran su amistad, y ahora las redes nos confirman que sus lazos parecen haberse estrechado como nunca.

Artículo relacionado

O al menos eso se desprende de los vídeos que publicó Kiko Hernández ayer por la tarde en su Instagram, en los que él y Lydia se divierten jugando con los filtros de una aplicación para el móvil y compartiéndolos con sus seguidores. Los dos colaboradores aprovecharon las pausas de publicidad de 'Sálvame' para echarse unas risas jugando a ser submarinistas y convirtiéndose en David Bowie o en una mujer felina, en el caso de Lydia. Lo mejor de los vídeos es escucharles a los dos haciendo comentarios y riendo con un feeling que demuestra que los rencores y las rencillas ya son cosa del pasado. Ahora solo falta que entierren el hacha de guerra de forma definitiva y que esta nueva reconciliación sea el bonito desenlace de una historia llena de crisis y altibajos.