El 2021 fue un año especialmente difícil para Kiko Hernández. A la dolorosa pérdida de Mila Ximénez se sumaba la muerte de su íntima amiga Begoña Sierra que le sumía en una profunda tristeza. Por aquel entonces, reconocía que había tocado fondo: "Ya no puedo más, se me junta un duelo con el otro, y llega un momento que revientas", le confesaba a Jorge Javier Vázquez completamente abatido.

Artículo recomendado

'Viernes Deluxe': La importante decisión de Kiko Hernández sobre su trabajo en Mediaset

'Viernes Deluxe': La importante decisión de Kiko Hernández sobre su trabajo en Mediaset

Desde aquel día han pasado apenas seis meses y Kiko Hernández se ha tenido que enfrentar a una nueva pérdida. El colaborador de 'Sálvame', muy reservado en lo que se refiere a su vida privada, elegía su perfil de Instagram para enviar un emotivo mensaje a un ser querido: "Buen viaje... Gracias por tanto amor. Cuídanos y cuídate", escribía junto a la imagen de dos manos entrelazadas.

Kiko Hernández

Kiko Hernández se despide de un ser querido

Instagram @kikohernandeztv

El colaborador de televisión acompañaba la publicación del tema 'Aquellas pequeñas cosas' y evitaba dar más detalles al respecto por lo que desconocemos si se trata de un amigo o algún miembros de su familia.

Sus hijas, su auténtica medicina

Si hay alguien que ha salvado a Kiko Hernández de esa pena en la que se ha visto sumido en los últimos meses han sido sus dos hijas. Jimena y Abril se han convertido en su mejor medicina. Solo hay que echar un vistazo a su perfil de Instagram para comprobar como el colaborador exprime todo su tiempo libre junto a las pequeñas, quienes a sus cinco años han puesto patas arriba su casa. Hace solo unos días no dudaba en meterse en una piscina de bolas: "Mis últimos cinco años son un juego", confesaba entre risas.

Además, su estreno como actor no deja de cosechar éxitos, una nueva aventura profesional lejos de la televisión con la que está feliz y orgulloso.