"Como se ha convertido en la fachada más famosa de España la pintaremos de lunares". Josep Maria Mainat no pierde el sentido del humor, aunque la procesión va por dentro. El productor de televisión ha podido volver, por fin, a su casa, después del desalojo de su exmujer Angela Dobrowolski. El escenario que se ha encontrado es desolador, pero ya se ha puesto manos a la obra y ha encargado la reforma integral a Alicia Fernández, una prestigiosa decoradora catalana, tal como ha explicado personalmente en 'El programa de AR'.

Artículo relacionado

Y es que queda un arduo trabajo en el inmueble que se ha convertido en una de las localizaciones más noticiable de estas últimas semanas después de que saliera a la luz la noticia del presunto intento de asesinato de Josep Maria Mainat a manos de su exmujer Angela Dobrowolski. "Teniendo una casa tan estupenda, ¿para qué me voy a ir a otro sitio?", reflexionaba con amargura. La parte más importante de su vida la ha desarrollado allí, desde que la compró a medias con Rosa Maria Sardà. "Aquí hemos vivido muchos años, nació mi hijo Pol, viví también muchos años solo, y después con Angela, y muchos años con ella han sido muy buenos. Y aquí han crecido también nuestros hijos", las palabras de Josep Maria Mainat destilaban emoción, pero también un poso de tristeza, por cómo los últimos acontecimientos habían arrasado la felicidad de los buenos recuerdos.

Artículo relacionado

Porque sí. La casa del ex miembro de La Trinca ha sido arrasada tanto figurada como literalmente. "La casa bien, la estructura bien, pero lo que es el contenido de la casa ha sido completamente saqueado. Han roto la caja fuerte con herramientas más o menos profesionales. Dentro había las joyas de la familia que tenían un cierto valor material, pero sobre todo valor sentimental.", contaba consternado al reportero de Telecinco.

Josep Maria Mainat ha reconocido, con amargura, sentirse "bastante cabreado. He estado mejor otras veces". Sin embargo, no hay tiempo para mirar atrás ni para detenerse en lamentos al sentir "violada mi intimidad". El empresario tiene clara cuál va a ser la hoja de ruta para que su vida y la de sus hijos vuelva a la normalidad. Por un lado, "toca mirar lo que falta y lo que no falta. Pintaremos por dentro, por fuera, pondremos algunos muebles nuevos para que tenga un aspecto a nuevo, limpio y agradable al entrar". En lo que respecta al saqueo, Mainat se pronuncia rotundo: "Voy a denunciar a quienes estaban en la casa". Y es que, tal como han informado en 'El programa de AR', "todas sus cosas están a la venta en una tienda de Barcelona de segunda mano", y tocaría la ardua labor de acreditar que es así.

Una semana después de que Angela Dobrowolski dejara la casa familiar, el mismo programa ha apuntado que "se va a someter a exámenes psicológicos y psiquiátricos".