La lúgubre historia que rodea a Josep Maria Mainat no cesa en la aparición de nuevos personajes. Aunque ya han pasado tres meses del fatídico día en el que supuestamente su mujer, Angela Dobrowolski, quiso acabar con su vida por medio de una inyección doble de insulina la noticia sigue ocupando infinidad de titulares.

Artículo relacionado

El popular productor prefiere mantener silencio y dejar que la justicia siga su curso. El único objetivo de esta fechoría no era otro que beneficiarse de la suculenta herencia de Mainat que podría ascender a más de 45 millones de euros.

El exintegrante del grupo musical La Trinca se hizo de oro como productor televisivo de la mano de la compañía Gestmusic, que tiene bajo su haber programas de éxito histórico como 'Crónicas Marcianas' o 'Operación Triunfo'. Sin embargo, Mainat y su equipo decidían vender el grupo a la compañía holandesa Endemol por la nada desdeñable cifra de 90 millones de euros.

Retomó el negocio audiovisual en 2012, pero ya sin tanto éxito. Fundó la productora cinematográfica Reset Creatius pero además abrió su perspectiva a otro tipo de negocios como el inmobiliario y el hostelero. Tal y como señaló 'Ya es mediodía', el exmarido de Rosa Maria Sardà posee un patrimonio de altura que le convierte en uno de los hombres más ricos de Cataluña.

Sus bienes están divididos en una mansión de más de 500 m2 en el barrio de Horta, donde actualmente reside su todavía mujer. A esto habría que añadirle tres propiedades más de similares características, cuatro edificios de oficinas en el barrio tecnológico de la capital catalana y una casa de verano en Sant Feliu de Guíxols donde se encuentra actualmente con sus dos hijos pequeños. Hasta ahí sus adquisiciones inmobiliarias.

Mainat habría diversificado su fortuna con otras inversiones como restaurantes, una bodega y un yate con seis camarotes. Sin duda, un patrimonio a la altura de sus éxitos profesionales.