El culebrón del Caso Mainat poco a poco va llegado a su fin. Este miércoles, 4 de noviembre, se cumplía la fecha límite para que Angela Dobrowolski abandonase la casa de Josep Maria Mainat en el barrio de Horta de Barcelona. A primera hora de la mañana, llegaban a la casa más mediática de este país seis coches policiales que acordonaban la zona, minutos más tarde hacía su aparición una comitiva judicial que entraba al domicilio para inspeccionarlo y proceder al desalojo que finalmente se llevaba a cabo sin problemas aparentes.

Artículo relacionado

Angela Dobrowolski abandonaba la casa familiar alrededor de las 9 de la mañana en su propio coche y acompañada por sus abogados.

Tal y como ha relatado Miquel Valls desde 'El Programa de AR', las últimas horas de Angela han sido muy movidas. Ayer por la tarde las decenas de personas que acompañaban a la alemana salían de la casa de Mainat y también se pudo ver a varios operadores sacando muebles.

Angela Dobrowolski AR

Salida de Angela Dobrowolski de la casa de Mainat

El Programa de AR

La casa ya está vacía y a juzgar por el primer movimiento de Mainat tras el desalojo, Angela Dobrowolski no podrá volver al que ha sido su hogar durante más de ocho años ya que han cambiado la cerradura. "Josep Maria Mainat es la única persona que tiene llaves de esta residencia", informaba Valls.

Artículo relacionado

Por el momento, se desconocen los planes que tendrá la alemana a partir de ahora. El primer cambio que ha llevado a cabo es dejar al abogado Jorge Albertini por una serie de conflictos profesionales y recuperar su defensa con tres abogados de oficio que la defenderán en las tres causas que tiene pendientes: Intento de homicidio, malos tratos y falsificación.

Según ha explicado Miquel Valls, Angela recibe1.500 euros de Josep Maria Mainat por orden judicial mientras se esclarecen los hechos y 1.800 euros de unas acciones de una de las empresas de su todavía marido, sin duda, una cuantía más que suficiente para comenzar una nueva vida.

Angela Dobrowolski
Gtres