Como alma que lleva el diablo, sin hacer ninguna declaración ante los medios, pero alzando la mano para lanzar un saludo. José Luis Moreno ha protagonizado las esperadísimas imágenes de su aparición tras pasar dos días en los calabozos de la comisaría de la Policía Nacional de Moratalaz (Madrid). El empresario del mundo del entretenimiento ha quedado en libertad bajo fianza después de prestar declaración ante la Audiencia Nacional, el mismo edificio del que ha salido en libertad tras la petición de la Fiscalía de que José Luis Moreno de la fianza de tres millones de euros que se le ha impuesto y que deberá abonar antes del próximo martes.

Artículo relacionado

Su salida de la Audiencia Nacional ha causado una auténtica expectación.José Luis Moreno volvía a la primera plana informativa después de que se le arrestara señalado por presuntos delitos de participación en organización criminal, estafa, blanqueo de capitales y alzamiento de bienes, dentro de la 'OperaciónTitella' que se ha cobrado la detención de casi cincuenta personas implicadas en un entramado a escala internacional.

Artículo relacionado

José Luis Moreno era arrestado en su lujosa mansión situada en Boadilla del Monte, una de las localizaciones centrales de la investigación que se ha puesto en marcha y que está siendo registrada exhaustivamente. Después de pasar dos noches en los calabozos, el productor ha sido llamado a declarar ante la Audiencia Nacional, donde se le ha impuesto, a petición de la Fiscalía, una millonaria fianza de tres millones de euros que tendrá que abonar en los próximos días. A su salida de la Audiencia Nacional ha sido imposible poder leer cualquier sentimiento o sensación en su rostro. Acompañado de su abogado, José Luis Moreno ha abandonado el edificio para, rápidamente, marcharse en el coche que le estaba esperando en la calle, en dirección a su hogar.

José Luis Moreno saliendo de la Audiencia Nacional

José Luis Moreno saliendo de la Audiencia Nacional

Gtres