A su regreso de 'Supervivientes' José Antonio Avilés se encontró con numerosos frentes que se habían destapado durante su estancia en Honduras: que si no tenía la carrera de periodismo, que había estafado a varias personas, que debía mucho dinero, que engañaba a mucha gente... Fueron tantas las acusaciones contra él, que Avilés se vio totalmente desbordado hasta el punto de anunciar que se retiraba de la televisión porque tenía que reflexionar y poner orden en su vida.

Artículo relacionado

La verdad es que esa retirada duró muy pocas semanas y el motivo no fue tanto lo de poner orden en su vida sino hacerse un injerto de pelo y mejorar su imagen. Y lo cierto es que el resultado de este retoque estético ha sido un éxito, ya que José Antonio Avilés luce actualmente una hermosa cabellera que él cuida con mimo. Pese a su juventud, solo tenía 23 años cuando se sometió al injerto, Avilés sufría de una galopante alopecia, mientras que ahora, un año después, su aspecto ha mejorado muchísimo.

José Antonio Avilés

De estar prácticamente calvo a los 23 años, Avilés luce ahora una hermosa cabellera.

Telecinco

Este sábado, Avilés –más recuperado de la inesperada ruptura con su novio– ha hecho una nueva revelación con respecto a su trasplante capilar. En 'Viva la vida' estaban comentando los retoques estéticos a los que se había sometido Belén Esteban y uno de ellos era el microblading en las cejas, una especie de tatuaje con el que se consigue darle volumen a esa zona. Avilés ha explicado que a él también le hicieron ese tratamiento de micropigmentación cuando le hicieron el injerto.

"Cuando te quitan el pelo para ponértelo en lo que se quiere cubrir, esa zona queda muy despoblada y para disimularlo, te hacen esa micropigmentación, para cubrir la zona de la que te han quitado el pelo. Pero te lo has de cuidar porque si no eso se va", explicó Avilés.